sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 20° H 45.9%
25 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fundación Color Esperanza, un lugar lleno de solidaridad

0
Comentarios


Con el objetivo de la promoción humana y el desarrollo social, la entidad ofrece un centro de día, un hogar y diferentes actividades para la interacción y el desarrollo personal.

Fundación Color Esperanza, un lugar lleno de solidaridad
Foto:

fuera la sensación térmica rozaba el cero. Adentro era Aruba. ¿En dónde la diferencia encuentra raíz? En el amor que vive y late en la Fundación Color Esperanza para la promoción humana y el desarrollo social, que cuenta con un centro de día y un hogar destinados a personas con capacidades especiales.

En Cisneros 855 se abren las puertas para unas 70 personas, jóvenes y adultos que encuentran el amor de sus integrantes. 'Nos hace felices la fundación porque podés ayudar a los otros', asegura Malvina Veloz, presidenta de Color Esperanza. 'Sólo queremos ayudar con este proyecto', explica.

El grupo mira los videos del amor, cuando Color Esperanza acudió a ayudar a gente necesitada, y se emociona como la primera vez. Hace frío en el predio de los salesianos (en un año y algo más deberán irse) y Norma, una de las colaboradoras del lugar, nos acompaña a conocer el lugar y se enorgullece de los chicos. Es que la solidaridad vive allí, a partir de la gestión de Malvina Veloz, Natalia Fulone, Paola Escobar, Federico Fulone, Norma Rosenau, Marcos Renta y Matías Lorenzo, entre otros.

Acciones

Reciclan juguetes, arman alfombras, separan ropa y alimentos para armar bolsones que será destinados a gente necesitada, interactúan entre ellos, bailan y cantan. 'El objetivo es separar a de la lástima a la discapacidad. Ellos se sienten felices y útiles para ayudar a los que más necesitan', cuenta Natalia, que agrega: 'Acá hay un equipo de profesionales y gente que tiene ganas de trabajar'.
Malvina arrancó hace 24 años con trabajos en discapacidad. 'Siempre fui de dar desde mi rol de trabajadora social', recuerda al referirse a los inicios de Color Esperanza. Y hoy acuden a dar una mano con un grupo de chicos de la fundación. 'No vamos a la municipalidad. Golpeamos las manos en una casa y les acercamos ayuda. Con los chicos damos solidaridad a los que más necesitan', describe.

Hoy, por caso, están en plena campaña de solidaridad en Ibicuicito y Paranasito que representa ayudar a los inundados. 'Les llevamos de todo y nos pidieron grasa para tortilla y torta fritas, velas, algo que nunca se nos había ocurrido, pero nos golpeó cuando pidieron agua. Así llenamos dos camionetas, fuimos cuatro veces y lo hicimos con un grupito de chicos especiales que se concientizan en la ayuda al otro', cuenta Malvina.

La fundación tiene varias aristas que desarrolla, como entre otras, la capacitación, ya que realizan jornadas gratuitas de perfeccionamiento y capacitación en la discapacidad mental; organizan anualmente los encuentros de Centros de Día y Hogares de la endogamia a la exogamia institucional; organizan las ligas deportivas para personas con discapacidad en La Matanza.

'Lo lindo es que la sociedad nos registra, porque muchas veces nos tocan el timbre para acercarnos donaciones y todo lo que se puede reciclar se hace para ayudar a la gente que necesita', dice Malvina.
Zona de los archivos adjuntos

Tags

Comentarios Facebook