domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Boxeo
27 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Cambio de frente

Gustavo Nigrelli
0
Comentarios
Por Gustavo Nigrelli


El CeDeM Nº 2 de Caseros, hasta hace poco bastión del boxeo bonaerense –y nacional- refleja los tires y aflojes políticos que perjudican la actividad, cuando la idea debiera ser la opuesta. Se transformó en Boxeo Social, y se echó a Mario Tedesco y Roberto Ruíz, dos DT que hicieron destacados profesionales, sin explicación válida. Antes no se permitía entrar a la Tigresa Acuña.

Cambio de frente
Foto:

El boxeo –se sabe- no tiene sponsors, algo imprescindible para su desarrollo y potenciación.

Gracias que durante estos últimos tiempos fue bancado -¿o aprovechado?- por la política, en una contraprestación donde habría que ver quién sacó más provecho, o si era peor el remedio que la enfermedad.

Lo cierto es que gracias a ella se pudo sostener, se hicieron muchos festivales internacionales, se consagraron varios campeones mundiales, y hubo ciclos televisivos que fortalecieron al boxeo casero.

Uno de los pilares, donde se fomentó, desarrolló y ejecutó el grueso de la actividad, fue justamente el CeDeM Nº 1 y 2 de Caseros, en Tres de Febrero, con su intendente Hugo Curto a la cabeza, desde su gimnasio "Tito Lectoure", hasta la realización asidua de veladas.

Caseros se transformó en la Capital del Deporte a través de una Ley Provincial que data del 2009, no precisamente por el fútbol, ni por el rugby, ni por el hockey, sino gracias al boxeo.

Era una sucursal moderna del gimnasio Oriani de la FAB, pero más nutrida y con mejores figuras entrenando allí, casi como un resabio de lo que fue el del Luna Park, salvando las diferencias de época.

La nueva conducción, ahora bajo el mandato del nuevo intendente, Diego Valenzuela, de pronto borró todo de un plumazo.

Por razones no muy claras, que no se supieron precisar en tiempo y forma pese a que este medio intentó averiguar, se echó a dos de los principales DT que allí trabajaban, como Mario Tedesco y Roberto "Chapulín" Ruiz. Y no sólo eso, sino que además repentinamente se dejaron de organizar festivales, cuando antes era una sana costumbre.

Se reemplazó por lo que ellos llaman "Boxeo Social", que es recreativo, para gente de todas las edades que quiere ir a practicar, hacer gimnasia, y aprender un poco el arte, pero sin competencia, lo cual es una muy buena iniciativa, pero que bien organizado y con horarios podría convivir con el competitivo, sin necesidad de que una cosa no excluya a la otra.

Tedesco volvió full time al gimnasio de la FAB –antes se dividía entre ambos-, y al Chapulín le dieron una tarea en la zona de Tres de Febrero para cuidar autos, o algo por el estilo, aunque lejos de su faceta de entrenador, que es lo que siempre hizo desde que colgó los guantes.

"Me avisaron directamente que en marzo tenía que dejar libre el lugar y me tenía que ir, sin explicarme nada, o sí, pero no lo entendí bien. Quise un día hablar con Valenzuela en un partido de papi fútbol, acostumbrado antes a hacerlo con Curto así nomás, pero me dijo que tenía que pedir audiencia", le contó Tedesco a DIARIO POPULAR.

Cabe destacar que Tedesco no es cualquier DT, sino quizás el mejor del país, algo que se demuestra con el producto de su trabajo, no con opiniones.

Y ese producto es la concreción de dos campeones mundiales como Raúl Balbi y César Cuenca –que entrenaban allí, en Caseros-, y ahora de Yamil Peralta, amateur para algunos, PRO para otros, que se clasificó a su segundo JJOO consecutivo.

"Mi currículum tiene varias hojas, pero las más importantes no son las de los campeones mundiales que hice desde el inicio, un mérito que creo que comparto sólo con Santos Zacarías y Paco Bermúdez. Lo que yo recuerdo es el sacrificio de cuando no tenía para comer y seguía en esto, encima organizando festivales. Cuando arriesgué mi matrimonio y mi salud por la pérdida de tiempo inútil a la que a veces nos sometemos. Cuando en el vestuario comía un pedazo de pan porque no tenía otra cosa y decía que era porque estaba aburrido. Igual lo que más me duele no es mi caso, porque yo ya estoy hecho, sino el de mis hijos, que son DT también y trabajaban conmigo, porque uno de ellos tiene chicos chiquitos, incluso a los mellis", declaró el DT.

"Si es por política, yo no estoy en ningún partido. A mí me dicen ponete esta camiseta que vamos a andar todos bien y me la pongo. Si uno lo que quiere es trabajar, no hacer política", concluyó.

La respuesta escueta de Valenzuela a este medio fue que "son decisiones de gestión que ha tomado el Secretario Alfredo Graciani –ex jugador de Boca Jrs- siempre para mejorar". Graciani es el Secretario de Deportes de Tres de Febrero.

Quedan no obstante algunos profesionales en el Tito Lectoure, como el "Pepe" Balbi –que quiere reaparecer tras 6 años, con 43-, y la Tigresa Marcela Acuña, quien volvió al gimnasio donde en la anterior conducción no la dejaban entrar por diferencias políticas.

Habría que ver mejor cuál es el proyecto, si es que lo hay, y si la nueva dirigencia lo sabe explicar.

Habría que ver también si puede perfeccionarse, corregirse, aprovecharse en todas sus áreas, pero para eso hay que tener bien claro qué es lo que se pretende, y entender que el boxeo –como el resto de los deportes- cumple una función social no sólo en la población a nivel salud y contención, sino como tal, porque sin sus referentes, ni sus ídolos o figuras, el entusiasmo y la motivación se desvanecerían.

Que además de sacar a los chicos de la calle, de la droga, de la delincuencia, abre puertas y los puede llevar a resolver su vida, tanto en la realización personal como en la económica, y pasarlos de un lugar de espectador pasivo a uno de protagonista activo, y de admirador a admirado.

Quedarse en el boxeo social sin la competencia, ya sea amateur o profesional, es como un trabajo sin la paga, como el estudio sin su práctica, o como el ensayo de un artista sin el día de la gala.

      Embed

Comentarios Facebook