viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
29 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Antes de los JJOO, Policía de Brasil da la 'Bienvenida al Infierno'

0
Comentarios


Efectivos de la policía de Río de Janeiro se manifestaron en las calles y a través de las redes sociales para denunciar que no cuentan con recursos para afrontar los operativos de seguridad del evento deportivo

Antes de los JJOO, Policía de Brasil da la Bienvenida al Infierno
Foto:

A días del inicio de los Juegos Olímpicos, unos 300 agentes de la policía de Río de Janeiro (Brasil) denunciaron "abandono" por parte del Gobierno regional, al tiempo que denunciaron el desvío de fondos federales para la organización del evento deportivo, a pesar de la alerta terrorista que rige en todo el mundo y que se manifestó este martes con un múltiple atentado en el aeropuerto de Estambul, en Turquía.

La protesta se llevó a cabo este lunes cuando los efectivos, vestidos de negro, se manifestaron en distintos puntos de la segunda ciudad más grande de Brasil para denunciar que desde hace varios meses sufren retrasos en el pago de haberes, así como un desabastecimiento en el equipamiento básico necesario para el cumplimiento de sus funciones.

Falta de combustible para los patrulleros y helicópteros, material de oficina básico, elementos para higienizar las comisarías. La lista de reclamos de los policías es interminable y, según los efectivos, conspira contra el buen desempeño del cuerpo durante los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Río a partir del próximo 7 de agosto. "En la Policía escasea el papel y la tinta para las impresoras (...) incluso el papel higiénico", le dijo a la agencia AFP un agente identificado sólo como Andrés.

"La prioridad de los policías es la población, la prioridad del Gobierno son las Olimpiadas" o "Bienvenidos al Infierno (los policías y bomberos no cobran, cualquiera que venga a Río de Janeiro no estará seguro)" eran las consignas que se podían leer en los carteles que portaban los manifestantes que decidieron emprender la protesta luego de la muerte del agente Denilson Theodoro de Souza, el custodio del alcalde de Río de Janeiro, que fue asesinado por delincuentes para robarle.

Con de Souza, se eleva a 54 el número de policías asesinados en el estado en tan sólo seis meses, contra los 85 ocurridos en todo el 2015. Además, la policía denunció que otros 76 efectivos fueron atacados en favelas supuestamente pacificadas.

Los policías también denunciaron que este desvío de fondos afecta también a otras áreas como la sanidad o la educación, y por eso también aparecieron pintadas en los puentes de los caminos que llevan a la ciudad que dicen "¡Bienvenidos, no tenemos hospitales!" en idioma inglés.

      Embed

Comentarios Facebook