jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Viva la pesca
30 | 06 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Encuentro de periodistas a puro pique en Paranacito

Wilmar Merino
0
Comentarios
Por Wilmar Merino


Las inundaciones castigaron a este pueblo que se puso de pie una vez más y nos regaló una hermosa pesca de pejerreyes junto a colegas de todo el país. Un clásico con nuevo cupo y la habitual cordialidad de su gente.

Encuentro de periodistas a puro pique en Paranacito
Foto:

Villa Paranacito es un destino ideal durante todo el año para la pesca deportiva. Pero en esta ocasión no sólo nos convocó la pesca sino la propia localidad, quien ha reflotado una linda tradición: la de hacer un encuentro de periodistas para la temporada de pejerrey. Claro que las contingencias que vivió esta castigada zona del Sur entrerriano con las inundaciones hizo que este encuentro debiese postergarse más de la cuenta, y así lo que iba a ser en mayo terminó siendo en junio. Pero no podíamos dejar de estar presentes para apoyar a los buenos guías de esta localidad, que sabe reponerse de las tragedias que genera el agua cuando se enoja.

Junto a colegas de todo el país compartimos una jornada de pesca y nos tocó en la lancha de un viejo conocido de Viva la Pesca: el guía Claudio Lesik. Este entrerriano de ley, que sabe de hacer asados con dos palitos y ofrece un servicio integral a sus clientes en donde posterga sus ganas de pescar para atender a quien pisa su lancha, nos llevó en su hermosa embarcación, Marsopa, propulsada con un flamante motor de última generación por las sinuosas aguas del arroyo La Tinta hasta el majestuoso río Uruguay, en caravana junto a las 20 lanchas que fueron parte del encuentro. Un singular espectáculo de belleza en un amanecer frío, pero prometedor en cuanto a la pesca.

Las embarcaciones se esparcieron por el majestuoso Uruguay y pescamos hasta las 14, en donde la constante fue de pique parejo de pescado chico, de 25 a 30 cm, sin grandes piezas. Nuestro amigo Roberto Gil, presente en nuestra lancha como parte del Viva la Pesca Team junto a Martín Bilyk, logró un ejemplar de 38 cm que quedó tercero en el podio. Pero mas allá de la competencia, el espíritu del encuentro era la juntada, y todos lo vivimos de ese modo.

Al regreso, donde intercambiando comentarios, notamos que todos pescaron mucho y parejo ,pero sin dar con matungos, fuimos agasajados con un regio almuerzo y luego autoridades de Entre Ríos -entre las que se contó el titular del ministerio de Turismo Alternativo Mario D'Andrea- contaron que elevaron el cupo de pejerreyes a extraer y transportar a 20 piezas por aficionado con permiso. Una medida correcta que duplica el cupo de 10 piezas que regía hasta el momento y que desalentaba la visita de pescadores a este ámbito por lo escaso del cupo a sacrificar tratándose de una especie sin mayores problemas poblacionales. Tras los últimos agasajos, que incluyeron presentes para los medios que cubrieron la fiesta y un producto regional como la nuez pecán que vale la pena probar por su exquisitez, emprendimos el regreso contentos de comprobar que Paranacito nuevamente está de pie.

Queremos contarles a los aficionados que se está trabajando intensamente para completar las obras que permiten al camino de ingreso a Paranacito estar funcionando las 24 horas. Por el momento se puede acceder, respetando el paso mediante banderilleros que regulan la pasada de vehículos en uno u otro sentido.

El plus que ofrece pescar pejerreyes en este ámbito es el de la singular belleza de la navegación hasta el río Uruguay, por arroyos poblados de taxodiums (árboles rojizos que fijan las barranca de las islas) y luego la belleza del magnífico Uruguay que es, sin dudas, el "río de los pájaros" como lo bautizara el poeta Aníbal Sampayo. Sólo quien lo vivió puede saber lo bello que es pescar en este paraíso.


      Embed

Comentarios Facebook