lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Política
01 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Se aguardan los signos positivos hacia fin de año

0
Comentarios


Hoy comienza el tan anunciado y esperado segundo semestre, pero los consultados por este diario avizoran que recién en el último trimestre comenzarán a registrarse datos de crecimiento.

Se aguardan los signos positivos hacia fin de año
Foto:

El tan esperado segundo semestre que empieza hoy muestra, según los economistas consultados, un escenario de recesión que empezaría a revertirse lentamente y que sólo en el último trimestre comenzaría a mostrar signos de franco crecimiento.

En diálogo con Diario Popular Fausto Spotorno, director de Estudios Económicos de la consultora Orlando Ferreres & Asociados, señaló que el segundo semestre "más que una recuperación lo que traerá es una menor caída de la actividad económica".

Para el especialista, la reactivación económica recién podrá verse en el último trimestre del año, "de la mano de la actividad agropecuaria y algo que aportará la construcción".

"En este último rubro se observan perspectivas positivas por el aumento de permisos de obra y encomienda de planos (contratos en firme para el desarrollo de proyectos). Son datos buenos que indican una desaceleración de la caída", destacó Spotorno.

En el mismo sentido, el economista consideró que el medio aguinaldo y los aumentos salariales que ingresan al bolsillo de los trabajadores por estos días producirán en lo inmediato una recuperación del consumo, aunque parcial.

"El consumo no va a crecer dramáticamente, pero se colocará en el camino hacia la recuperación", dijo.
Spotorno no ve posibilidades de un escenario de crisis social. Más bien para él los peligros vienen por el lado fiscal, donde a pesar de las medidas de control que se han tomado, las erogaciones estatales en relación a los ingresos siguen siendo muy altas.

"Lo que pasa es que se partió de un nivel muy alto del gasto, que tardará tiempo en llegar a niveles normales", explicó.
En otro sentido el especialista vaticinó que "habrá mejoras de la inflación, no tanto por el enfriamiento de la economía como por la política monetaria menos expansiva" que se ha ejecutado.

"En síntesis, el complejo de medidas económicas que se vienen tomando forman parte de una estrategia gradualista y no de shock, que es lo que la gente votó en las urnas", indicó.

Por su parte el economista Dante Sica, titular de la consultora Abeceb, reconoció que actualmente el país vive una recesión "que comenzó en el tercer trimestre del año pasado", aunque destacó que empiezan a verse señales de recuperación económica.

"En estos dos meses la caída fue más fuerte, producto de las medidas que tomó el Gobierno respecto de la recomposición de precios relativos y significación del tipo de cambio", describió.

No obstante, advirtió que "ya empiezan a haber algunas señales de que en el tercer trimestre esta caída empieza a desacelerarse. Pero claramente el primero y el segundo trimestre va a haber una caída más fuerte", advirtió.

Consultado sobre si las PYMES son las más afectadas por la recesión económica, sumado al aumento de tarifas, Sica dijo que "seguramente en las empresas más chicas es donde más impacta" la inactividad, y agregó que "hay reducción de rentabilidad" y estos son "los sectores más vulnerables en su capacidad empresarial".

Respecto del segundo semestre, dijo que "se está viendo una desaceleración importante en materia de inflación. La gente va a sentir mucho más rápido en el próximo trimestre la baja de inflación. En junio seguramente será de 2% y a fin de año llegará a 1,5%".

"En materia de actividad, sentiremos las mejoras en términos de indicadores en el cuarto trimestre. La gente se da cuenta que la cosa mejora cuando consume más. Se verá en octubre en adelante cuando las paritarias estén cerradas, cuando el movimiento deje de hacer ruido en materia de empleo, cuando empiecen a cobrar los jubilados, mejorará la confianza", estimó Sica.




LEA MÁS:


      Embed




En cambio, para los economistas heterodoxos Alejandro Robba y Andrés Salles el segundo trimestre del año fue recesivo, por lo que se verificarían cuatro trimestres negativos, guarismo que no se observaba desde la crisis de 2001.

Robba y Salles, que pertenecen a la Gran Makro, una agrupación de profesionales y estudiantes de ciencias económicas y otras disciplinas sociales con perfil kirchnerista, consideraron que "lo más preocupante es que no existen indicios reales -salvo la esperanza del gobierno en una lluvia de inversiones que no llega- de que el escenario cambie en el segundo semestre".

Ambos especialistas consideraron que la re-estimación que hizo el INDEC de la performance que tuvo el Producto Bruto Interno (PBI) durante los años 2003- 2015 arroja una tasa de crecimiento anual promedio de 4,6 por ciento.

Si se compara ese 4,6% con la tasa promedio que alcanzaron los presidentes anteriores -entre la llegada de la democracia (1983) y el año 2003-, se observa que "la pesada herencia no la recibió el actual gobierno, sino todos los anteriores", indicaron.

Para Todesca, se mintió sobre el crecimiento

El titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Jorge Todesca, dijo que en la revisión que realizó el organismo se registró "una sobreestimación muy fuerte del período de crecimiento" 2004-2014, y consideró que "sobre la verdad se pueden construir buenas políticas públicas".

"Hicimos una revisión de la serie del Producto desde 2004, que fue cuando se cambió la base de las cuentas nacionales de la Argentina y había mucha crítica sobre ese cambio. En relación con ese período 2004-2014 el crecimiento de la economía que se había informado era 18 puntos mayor que el que efectivamente nosotros vemos", dijo Todesca.

"Es una sobreestimación muy fuerte del período de crecimiento, con todas las consecuencias que eso puede haber traído", dijo en diálogo con radio Mitre, y sostuvo que la revisión se realizó "con otro método que es aceptado internacionalmente".

Detalló que "en 2009, cuando el gobierno planteaba que Argentina había crecido levemente en medio de la crisis internacional, en realidad la economía había caído nada menos que 6% y así ocurrió en otros años, y en otros efectivamente hubo algunos años de crecimiento".

"Nosotros hemos acordado con la Sindicatura General de la Nación un programa de auditoría integral del Indec. Estamos empezando a proveer a la Sindicatura General lo que nosotros encontramos. No nos podemos juzgar nosotros mismos como institución. Lo que estamos mostrando son los hechos y en algunos casos faltante de documentos", agregó.

Todesca se refirió al último dato de crecimiento y explicó que "en el primer trimestre la economía creció 0,5% por encima del último trimestre del año pasado. Si lo miramos desestacionalizado, la tendencia da que desde mediados del año pasado hasta el primer trimestre de este año, la economía viene sufriendo una contracción. Tenemos un pequeño crecimiento de corto plazo dentro de una tendencia negativa".



      Embed





Comentarios Facebook