viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
01 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boca se armó para que la Libertadores sea realidad

Ricardo González
0
Comentarios
Por Ricardo González


Tras el prolongado receso y la exigente pretemporada, el técnico logró recuperar lesionados, sumar refuerzos y darle algo de su impronta al equipo, que está más rápido y preciso. Ahora es tiempo de jugar, sin lugar para errores.

Boca se armó para que la Libertadores sea realidad
Foto:

A menos de una semana del objetivo prioritario, las semifinales de la Copa Libertadores, Boca parece llegar en su momento ideal. Los cuarenta días de receso tras el final del torneo pasado y una pretemporada exigente de un mes de duración, le permitieron al técnico Guillermo Barros Schelotto trabajar como quería, recuperar lesionados y sumar los primeros refuerzos. Y aunque los ensayos fueron un amistoso ante Olimpia y el debut en la Copa Argentina frente a un modesto rival como Atlético Güemes de Santiago del Estero, lo cierto es que al xeneize se lo ve rápido, preciso, sabiendo a lo que juega y con una actitud distinta.

"El equipo se va pareciendo a lo que quiero. Estamos bien, más finos con la pelota. Y aunque muchos dirán que estos partidos de primera ronda no son medida, lo cierto es que a veces son medios traicioneros, porque te cuesta ganarlos", dijo el entrenador, más que conforme con las dos pruebas realizadas hasta el momento y teniendo en cuenta que ya debe afrontar la etapa decisiva de la Copa.

Razones no le faltan al Mellizo, porque en el crudo análisis de estas dos presentaciones y haciendo las salvedades del caso, esta versión de Boca es prometedora. Mucho más rápido en sus movimientos, con mayor precisión en las entregas y profundo en cada uno de sus ataques, da la impresión de estar afiladísimo para afrontar los dos cotejos ante Independiente del Valle.


LEA MÁS:

      Embed


Parte de ese cambio obedece al nivel de Cristian Pavón, un jugador clave, pero la realidad marca que no podrá tenerlo en el partido de ida, ya que fue expulsado en la revancha ante Nacional de Montevideo por sacarse la camiseta en el festejo del gol y deberá cumplir con una fecha de suspensión. El cordobés está "intratable", haciendo un surco por la banda derecha, y es por eso que la mayoría de los ataques llegan por ese sector, donde hace gala de su tremenda velocidad. Pero ahora deberá ser reemplazado por uno de los nuevos, Darío Benedetto, que si bien es rápido tiene otras características.

En el medio ganó en posesión y buen destino de pelota con la llegada de Fernando Zuqui; mientras que a su máxima figura, Carlitos Tevez, se lo ve en un estado impecable, enchufado, con actitud ganadora en los noventa minutos y yendo con todo a cada balón dividido.

En defensa, más allá de algunas ventajas por el lado de Peruzzi, parece estar firme; pero lo más destacable pasa por la buena conexión entre líneas, la fluidez en el juego, la confianza y la personalidad. Boca se siente seguro, convencido de lo que hace, y más allá de alguna ausencia o de sus individualidades destacadas, comienza a dar imagen de equipo. A punto caramelo, llega justo para ir en busca del sueño copero.

Comentarios Facebook