jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
03 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Alejandro Lerner: “Siempre elijo reírme de mi propia solemnidad”

Adrián de Paulo
0
Comentarios
Por Adrián de Paulo


En un regreso intenso que incluyo disco y televisión, el artista celebra cantarle a lo cotidiano. Su visión sobre la política, la consulta familiar por el bailando y la decisión de quedarse en el país.

Alejandro Lerner: “Siempre elijo reírme de mi propia solemnidad”
Foto:

Los últimos diez días de Alejandro Lerner pasaron casi sin respiro. Entre la presentación para la prensa de Auténtico, su nuevo disco y su performance en el Bailando 2016, el músico debió equilibrar su energía.

Satisfecho con su debut (y despedida) en la pista de Tinelli, Lerner concluye su paso con confianza. "Me divertí mucho, le puse mucha garra, lo bueno es que con mi equipo y todos los fans se disparó una red solidaria para que un grupo de dentistas les mantenga sanos los dientes a los chicos", explica, a propósito del Comedor Carasucias, que decidió apadrinar.

Quien vive entre Buenos Aires y Estados Unidos, optó por un buen tiempo, suspender las bondades del país del norte e instalarse en casa por un propósito mayor.

"Dejé de vivir afuera por mi madre, quería que mi hija estuviera con su abuela, durante sus últimos años; entonces hice otras cosas como Soñando por cantar y fui jurado en la tevé, pero la verdadera razón de todo fue quedarme cerca de mi vieja. Por suerte pude despedirme increíblemente bien, decirnos todas las cosas lindas que nos debíamos y estar con ella en todo momento", cuenta con una larga sonrisa.

Sin miedo

Paz en mi mente, Una canción de amor y Hope, son algunos de los temas nuevos que demuestran su esencia al momento de componer, aunque rechace que sea el amor, su único eje o excluyente fuente de inspiración. "Le canto a las cosas que me pasan en lo cotidiano, sin miedo al ridículo, elijo reirme de mi propia solemnidad, por eso he podido tocar con todo el mundo porque nunca me creí nada", comenta. Tocar con Carlos Santana, Armando Manzanero, Paul Anka, Mercedes Sosa y Carole King, entre tantos avalan aún su bajo perfil.

"Me dio placer tocar con el tecladista de los Ratones, con Pappo. Si Sandra (Mihanovich) me quiere para tocar el piano, yo vuelvo a ser su acompañante y eso es un placer para mí".

De Hope, lo enorgullece una frase, "No hay mejor canción que diga la verdad me alegra" ¿ves? no hay mucho más que explicar, ni yo se cómo salió esa frase. Si estoy con mi hija diciéndole que es la última vez que duerme con nosotros, he podido componer sobre eso y he podido hablar del Alejandro Lerner ciudadano como Carta por la Dignidad del Hombre".

Hace una pausa, al recordarle en tal sentido La balanza del Bien y del Mal, el artista repasa algunos temas comprometidos como un reflejo: "Eso fue en el 82, La Isla de la Buena Memoria del 82, después escribí Indulto y tenía canciones así". Igual toma distancia de lo político. "Yo no quiero militar, milito en mi escala de valores pero también sé que en un club o en un partido, siempre habrá gente que te va a gustar y gente que no y vos no podés poner la cara por todos. Y por otro lado como tengo una intuición espiritual, a mi no se me da que estos son los buenos y estos los malos, para mí va a haber gente con buenas intenciones y ladrones y mentirosos en todos los partidos".

Consulta familiar

El alto puntaje que significó su única participación en Showmatch junto a su pareja de baile Nina Iraolagoitia, tras resolver con clase su paso en modo disco, hizo pensar que Lerner llegaría más lejos de lo pensado. "Igual mi idea era tener un par de apariciones", asume minutos antes de oficializar su renuncia a este medio. "El foco estuvo puesto en el Sueño", dice quien de entrada decidió donar su sueldo, "para que el comedor no tuviera que esperar la ayuda hasta el final del certamen".

Admite que el cruce con Angel De Brito, en relación a la polémica con Patricia Sosa y Oscar Mediavilla "forman parte del juego", aunque no esquiva su mirada crítica antes de sumarse al programa.

"Creo que un programa que tiene tanta inserción cultural, debe ser cuidadoso en relación a la violencia. Nos quejamos mucho de las violencias, las de género, la de la calle, la automovilística, todas están mal porque generan más de lo mismo. Siempre creí que ahí donde hace falta buena onda, a veces hay que decir que sí y evitar el no. Y accedí , cosa que en otra etapa de mi vida no hubiese hecho".

Tal determinación fue compartida y Alejandro lo cuenta sin guardarse nada. "Antes de sumarme al Bailando lo hablé con mi familia, con mi hija, con mi terapeuta, con mi equipo, con mi coach, es una decisión que no se agota en uno. A diferencia de otros participantes, yo tenía otras cosas para dar, como tocar mis nuevos temas y mostrar mi disco, por suerte pude hacerlo y ayudar al comedor y así lo hice", explica ya hablando en pasado.

      Embed

Comentarios Facebook