lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
02 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Coimas para liberar a preso: abogado y policías condenados

0
Comentarios


Son un penalista, un subcomisario y tres efectivos de la Bonaerense. Fueron sentenciados por haber liberado a un ladrón que había sido detenido en 2014 a cambio de un pago de 42 mil pesos.

Coimas para liberar a preso: abogado y policías condenados
Foto:

Un abogado penalista fue condenado, junto con un subcomisario y tres efectivos de la Policía bonaerense, por haber liberado, a cambio de una coima de 42.000 pesos a un ladrón que había sido detenido en 2014, huyendo de un robo en una casa de la localidad de Victoria.

El fallo fue dictado por el Tribunal Oral Criminal Nº 6 de San Isidro, en coincidencia con la pena solicitada en el alegato por el fiscal de juicio Claudio Scapolán, para los ocho imputados que tenía la causa.

El letrado Daniel Jorge Anchubidart (de 48 años), de acuerdo a lo que se comprobó en el debate, fue en persona a negociar en la comisaría 3ª de San Fernando, con sede en Victoria, la libertad de uno de sus clientes, a cambio de una coima que se pagó en dos etapas: 12.000 pesos el día de la detención y posterior liberación, y otros 30.000 más adelante.

Por lo tanto, Anchubidart fue condenado a tres años de prisión, aunque en suspenso, y a una inhabilitación especial, por los delitos de "encubrimiento bajo la modalidad de favorecimiento personal agravado por el ánimo de lucro y cohecho activo".

En tanto, al subcomisario Daniel Orlando Echeverría (41) se le dictó la prisión domiciliaria, a partir de la condena de tres años y tres meses, más la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, al ser encontrado culpable de los delitos de "encubrimiento agravado, cohecho pasivo y falsedad ideológica".

Los otros tres policías condenados -todos a penas de prisión en suspenso-, son la sargento Nadia Soledad Benavides (35), a dos años y dos meses; el capitán Pedro Alberto Montenegro (52) y el subteniente Hugo Antonio Medina (54), ambos a la pena de dos años y diez meses.

      Embed

El fallo también alcanzó al ladrón que había sido detenido y luego liberado a cambio del soborno, Adrián Alejandro Córdoba (36), y a su cómplice, Víctor Hugo Giacardi Pinto (37), quien logró escapar y fue quien avisó que su compañero había caído preso y organizó el pago de la coima. En estos casos, se les impuso la pena de dos años y dos meses de prisión por "hurto calificado por escalamiento en grado de tentativa".

La octava condenada es Soledad Alejandra Luna (26), la mujer que acercó hasta la comisaría los 12.000 pesos de la primera cuota de la coima y a quien se le impuso la pena de un año y ocho meses de prisión, por "cohecho activo".

La clave de la causa son las escuchas telefónicas y mensajes de texto que se lograron interceptar la noche en que se pagó la coima, debido a que el celular de Giacardi Pinto estaba intervenido a raíz de otra causa por una serie de entraderas previas, ocurridas en San Isidro, que estaba a cargo del fiscal Patricio Ferrari.

Con esas escuchas, el fiscal Ferrari pudo determinar que la noche del 25 de abril de 2014, Giacardi Pinto había ido a robar junto a Medina a una casa ubicada en la calle Pasteur al 600 de Victoria, donde había dos niñas y una empleada doméstica.

El vigilador de la cuadra advirtió que estaban robando, llamó al 911, Giacardi Pinto logró escapar en el auto en el que habían llegado, pero Córdoba fue detenido por los policías Montenegro y Medina, quienes habían llegado en un patrullero.

Según consta en las transcripciones de las escuchas volcadas en el fallo, Giacardi Pinto llamó a un hombre que luego se determinó que era el abogado Anchubidart y le dijo: "Hola Daniel, ¿estás por la zona? Tengo un problemita".

"Hay un amigo, en un paredón ¿viste?, en la calle Pasteur y Libertador. Fue reciente acá en San Fernando. ¿Vos podrás acercarte?", le pidió Giacardi Pinto, a lo que el abogado luego de explicarle que estaba en Capital Federal, le avisó que lo esperara y que iba para allá.

Los mensajes de texto fueron aún más contundentes ya que allí se pudo determinar que la primera en ir a "negociar" la libertad de Córdoba fue su por entonces mujer, Luna, quien llevó a la comisaría la suma de 12.000 pesos

"Me preguntó cuánto tenía encima. Le dije que tenía 12.000", le escribió Luna a Giacardi Pinto, tras su primer encuentro con los policías ahora condenados.

Anchubidart también enviaba estos SMS desde el interior de la comisaría para avisar que las negociaciones estaban encaminadas: "La mano viene bien. Ya hablé con el subcomisario. Me quedo hasta que salga,así me aseguro que no hay quilombo".

En otro mensaje escrito por el cómplice, dirigido a un otro miembro de la banda no identificado y que dice "tenés que pasarme 30 P", quedó claro que más allá de los 12.000 pesos que había llevado la novia de Córdoba, había que juntar y pagar otros 30.000.

      Embed

Las transcripciones de las escuchas

Las siguientes son las transcripciones de las escuchas telefónicas y mensajes de texto clave que probaron cómo el abogado penalista Daniel Anchubidart negoció en la comisaría 3ª de San Fernando, la libertad de un ladrón a cambio de 42.000 pesos de coima que se pagaron en dos cuotas, según el fallo del Tribunal Oral Criminal Nro 6 de San Isidro.

Giacardi: Hola Daniel ¿estás por la zona?.

Anchubidart: No, ¿que pasó?

Giacardi: Ah, tengo un problemita, tengo, recién, recién ahora.

Anchubidart: Estoy en Capital, decime que pasó y veo qué hago.

Giacardi: Nooo, ahí un amigo, en un paredón, ¿viste?, en la calle Pasteur y Libertador. Fue reciente acá en San Fernando. ¿Vos podrás acercarte?.

Anchubidart: Estoy bastante lejos, ahora en dos minutos te llamo, y te digo si puedo darme una vuelta.

Anchubidart: ¿Qué hacés? Ahí pude zafar. En veinte minutos estoy por ahí.

Giacardi: Él está en la comisaría, que está acá al costado de la vía, de la de Victoria.

Anchubidart: Es la de Victoria.

Giacardi: Sí, ahí están. Está.

Anchubidart: Bueno, escuchame, ¿querés que nos encontremos por ahí así me contás algo más vos? A ver como.

Giacardi: Bueno, listo, yo ando pegando vueltas por acá nomás, porque está la mujer, dicen que quieren arreglar la situación.

Anchubidart: Por eso, decile que banque ahí un cachito, que yo estoy ahí llegando.

SMS (transcripciones con los errores ortográficos originales):

Giarcardi a Sole: PREGUNTALE CUANTO KIERE Q YA VA EL BOGA

Sole a Giacardi: NO ME DIJO NADA. ME PREGUNTO CUANTO TENIA ENCIMA. LE DIJE QUE TENIA 12 MIL.

Anchubidart a Giacardi: ANDA VIENDO CUANTO TENEMOS PARA NEGOCIAR.


      Embed


 

Comentarios Facebook