miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
05 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Las certezas que dejó el ciclo de Martino en la Selección

0
Comentarios


Después de dos años al mando del combinado nacional, el Tata metió mano, en todas las líneas, al equipo finalista del mundo que heredó de Alejandro Sabella. Acá, un repaso de la estructura que debería mantener el próximo DT

Las certezas que dejó el ciclo de Martino en la Selección
Foto:

"Todo Pasa", esa era la frase de cabecera de Julio Humberto Grondona y que hoy, a dos años de su muerte, sigue vigente. Ésta vez, con la renuncia de Gerardo Martino, lo que pasó fue un nuevo (mini)ciclo de un DT en la Selección Argentina. Las razones esgrimidas por el rosarino en su comunicado son irrefutables -"indefinición en la elección de las autoridades de la AFA y los graves inconvenientes para conformar el plantel olímpico"-.

Ahora, ¿dejó alguna certeza el proceso que terminó intempestivamente este martes? O ¿con el cambio de era el próximo entrenador tendrá que hacer borrón y cuenta nueva?

En el arco no hay dudas, Sergio Romero, el de mayor cantidad de partidos jugados con la Selección, es titular indiscutido. Pero el Tata si dejó un legado leproso en ése puesto: Nahuel Guzmán. El Patón fue citado en la primera convocatoria de Martino (en septiembre de 2014) y desde entonces nunca dejó de estvar hasta convertirse en el primer arquero suplente. De hecho, el ex Newell´s disputó cinco amistosos, aunque ningún partido oficial.

Ya en la defensa, el sello del Tata dejó una herencia suculenta para el sucesor: el cuarteto, Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Ramiro Funes Mori y Marcos Rojo, sale de memoria. La zaga fue el punto más alto del equipo en la Copa América Centenario -sólo recibió dos goles en los seis partidos jugados-.

      Embed
banner

Si bien Otamendi y Rojo se mantienen desde el ciclo de Alejandro Sabella, la del fondo fue la línea que más cambios sufrió desde 2014. El primer central y el lateral izquierdo fueron los únicos dos que quedaron de los siete convocados por Pachorra para Brasil. Mercado, Funes Mori, Roncaglia, Maidana y Cuesta ocuparon las plazas que dejaron vacantes Zabaleta, Demichelis, Federico Fernández, Garay y Basanta.

Brasil 2014, más allá de la dolorosa derrota en la final, dejó la sensación de haber consolidado un doble cinco inamovible: Mascherano-Biglia. El tema iba por quiénes ocuparían las bandas y los relevos para la dupla central, que era la que más desgaste sufría con la constante presión al rival que pretendía imprimirle Martino al equipo.

      Embed
banner

En ese sentido, los altos rendimientos de Banega, Kranevitter y Augusto Fernández -el único jugador de campo convocado que no tuvo minutos en el Mundial de Brasil 2014- conformaron al DT y se ganaron, al menos, la consideración del siguiente.

      Embed
banner

Por afuera el recambio fue completo. Sabella confiaba en Enzo Pérez, Maxi Rodríguez y Ricky Álvarez, pero con el cambio de batuta eso nombres fueron reemplazados por Pastore y Lamela.

Como si las películas de Brasil 2014 y Chile 2015 no hubieran sido lo suficientemente tristes para los argentinos, la Copa América disputada este año en Estados Unidos se convirtió en una de terror. Ya marginado Rodrigo Palacio, y con la inserción de un Nicolás Gaitán que supo conquistar hasta el más incrédulo, era la hora para que Sergio Agüero, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín escribieran un guión alegre. Pero no. El trío marcó (nada más) cuatro de los 18 goles argentinos, los mismos que Lionel Messi solo.

      Embed
banner

Con tres chances claras de romper la sequía que arrastra la Selección de la Copa América de 1993, el ciclo cumplido de los delanteros parece ser otra certeza que dejaron los tiempos de Martino.

Después de la renuncia de Lionel Messi a la Selección, el "todo pasa" del ferretero mutó en un "todos pasan (y se van)". Que el último apague la luz, pero que no se lleve lo bueno que dejó el Tata.

      Embed

Comentarios Facebook