lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Provincia
06 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Desafío Vidal: la Justicia, la Bonaerense y Carrió

Gabriel Profiti
0
Comentarios
Por Gabriel Profiti


La denuncia pública lanzada por Carrió contra el jefe de Policía de María Eugenia Vidal tensó los espíritus en el oficialismo bonaerense, donde la diputada amaga con jugar en las próximas elecciones.

Desafío Vidal: la Justicia, la Bonaerense y Carrió
Foto:

Yo lo quiero mucho más a Mauricio Macri que algunos de sus dirigentes y parientes", soltó Elisa Carrió en su búsqueda por esterilizar al gobierno nacional, a la administración bonaerense y a la oferta electoral del frente Cambiemos.

La frase pareció dirigida a Jorge Macri, intendente de Vicente López y posicionado como ella para ser candidato de Cambiemos el año próximo en la provincia de Buenos Aires y acompañó la denuncia pública que hizo contra el jefe de la Policía de María Eugenia Vidal, Pablo Bressi, de tener vínculos con el narcotráfico.

La fundadora de la Coalición Cívica aclaró que tiene una excelente relación con la gobernadora bonaerense, pero la puso en un brete al asignarle bolilla negra a su jefe de policía, justo en momentos en que la fuerza provincial y el esquema de seguridad está al tope de las preocupaciones oficiales.

En respuesta, Vidal mandó a decir que no protegerá a delincuentes, pero primero necesita pruebas de que Bressi haya obrado mal y le pidió que haga una denuncia.

Antes de la irrupción de Carrió, la gobernadora ya buscaba esclarecer dos hechos que considera mensajes policiales ante una anunciada reforma de la fuerza: el hallazgo de dos agentes revisando papeles en la antesala de su despacho y la irrupción en la residencia de su mano derecha, Federico Salvai, donde desparramaron servilletas y se llevaron un encendedor. A esas posibles intimidaciones se les suma el confuso desbande en torno a un circo en Ituzaingó. "La cuestión policial es lo que más nos preocupa", aseguran en el entorno de la gobernadora.

"Lilita" también se presenta como una amenaza para el armado electoral. Si bien anticipó que en caso de ser candidata competirá en internas para sostener su independencia, como hizo el año pasado en la presidencial, lo cierto es que esa primaria puede dispararse sin control de daños si su rival es Jorge Macri.

Carrió no tiene contemplaciones con el intendente de Vicente López y primo de presidente, ni con el de Lanús, Néstor Grindetti. Los trata igual de mal que a Daniel Angelici o al empresario amigo de Macri Nicolás Caputo. El problema es que ante una eventual campaña provincial, los jefes comunales son dos de las principales figuras "territoriales" del PRO bonaerense.

Para esa elección, Cambiemos también busca seducir a Margarita Stolbizer. "Si Sergio (Massa) termina jugando con el PJ, Margarita va a cerrar con nosotros", especulan en la mesa chica bonaerense, luego de ver las últimas apariciones de Stolbizer con el tigrense. El problema allí también es que la jefa del GEN es otra de las dirigentes que está enfrentada fuertemente con Carrió.

A la chaqueña le reconocen su goleo dialéctico para enfrentar a eventuales rivales del PJ, pero el trayecto entre las primarias y la general va a ser sinuoso. Por eso no se descarta que finalmente se postule en la Ciudad de Buenos Aires o, que desista de hacerlo, tal como amenazó en los últimos días.

De cara a ese 2017 electoral, Cambiemos ya abrió el libro de pases para figuras de otros partidos. Así se sumaron el intendente de San Miguel, el ex massista Joaquín de la Torre, quien pasará a formar parte del Gabinete en pocos días, y sus pares del FpV Hernán Bertellys (Azul) e Ismael Passaglia (San Nicolás), y el vecinalista de Coronel Pringles, Carlos Berterret. Otro que está acercándose mucho al oficialismo es el ex ministro de Seguridad y jefe comunal de Ezeiza, Alejandro Granados, pero su principal escollo es, en este caso también, Carrió.





LEA MÁS:


      Embed




Tensión en tribunales

Vidal supo desde el inicio de su mandato que el Poder Judicial bonaerense podría complicarle las cosas, con la fuga de los condenados por el Triple Crimen de General Rodríguez. Al parecer las órdenes y procedimientos siempre llegan a destiempo.

La gobernadora desconfía de la procuradora María del Carmen Falbo, jefa de los fiscales bonaerenses y ligada al peronismo. También de algunos jueces. Al parecer Falbo estaría a punto de presentar su renuncia al cargo, acosada por los cuestionamientos, pero espera el momento oportuno para una salida elegante. Después de aquella triple fuga que puso en el centro de la escena a Aníbal Fernández, otro hombre de Quilmes logró evitar su arresto hace unos días. Se trata de Marcelo Mallo, el ex jefe de Hinchadas Unidas Argentinas, a quien se le secuestró el arma con la que mataron a dos narcos colombianos en Unicenter en 2008.


Según deslizan en la administración provincial, un juez fue clave para que Mallo no pudiera ser arrestado: llamó a radio Mitre para avisar de la compatibilidad del arma con el doble crimen antes de que la policía fuera a su casa a arrestarlo.

Vidal confirmó el pase a Cambiemos del intendente de Azul

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, visitó ayer el municipio de Azul junto al intendente Hernán Bertellys, quien finalmente oficializó su incorporación a Cambiemos, tras haber sido electo por el Frente para la Victoria.

"El equipo de Cambiemos se agranda. Lejos de achicarse, vamos sumando nuevos integrantes. En ese agrandarse, también se suma el intendente Bertellys, a quien quiero agradecer este voto de confianza para que Cambiemos en Azul sea un poco más grande. No va a ser el primer peronista que se sume a Cambiemos, lo recibimos con los brazos abiertos", celebró la gobernadora.

Vidal y el intendente visitaron el Hospital Ángel Pintos, donde la mandataria agradeció "el voto de confianza del año pasado", en las elecciones generales y subrayó que "Azul es una ciudad que está para mucho más".

Durante la recorrida, la mandataria indicó que, si bien "no ha sido fácil transitar los primeros meses" de gestión, se ha podido trabajar "en equipo, recorriendo la Provincia" y agregó: "Lo que encontramos no nos tenía que llevar a la resignación, sino a la acción y al hacer".

"Gobernar es hacer y estar, no prometiendo soluciones mágicas sino avanzando con cosas concretas y trabajando en equipo de verdad", apuntó. Y, en este camino, adelantó que durante su gestión "se van a poder hacer las viviendas para los vecinos de Azul y terminar la obra hidráulica de la represa" local, junto a "obras de pavimentación y de desagües, que estaban pendientes".

Por su parte, Bertellys, confirmó su pase a las filas de Cambiemos, donde aseguró que "el 80 por ciento son peronistas" y agregó: "Lo importante no soy yo, si no lo que podamos dejar para Azul".

"Soy peronista de cuna y voy a seguir siendo peronista", aclaró Bertellys en diálogo con QM Noticias, pero aseguró que en Azul "ganaron Vidal y Macri".



      Embed




Comentarios Facebook