jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
06 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Marone: “Los pueblos necesitan un héroe como Moisés”

Luly Vitcop
0
Comentarios
Por Luly Vitcop


Haciendo un parangón entre la tira y la realidad política latinoamericana, el protagonista cuenta por qué la novela es tan seguida: “Tiene buena estética y está bien contada”, dice más allá de la figura del héroe libertario.

Marone: “Los pueblos necesitan un héroe como Moisés”
Foto:

Desde que los dos protagonistas de Moisés y los 10 Mandamientos (Telefé) llegaron al país el domingo pasado para el primer programa de Susana de esta temporada, se desató un gran furor y fervor por ver a los galanes brasileños. Sergio Marone (interpreta a Ramsés) y Guillherme Winter (Moisés) son seguidos dentro de la ficción como fuera de ella. Por si fuera poco, Telefé ya confirmó la compra de la segunda parte del culebrón con el nombre José y la Tierra Prometida.

Con Susana debutaron con un pico de 29 puntos, uno de los mejores ratings de la diva de los últimos años. El martes a la mañana estuvieron en Morfi, Todos a la Mesa, el ciclo de Gerardo Rozín y el rating se disparó a 8 puntos a las 10 de la mañana, cuando la media normal es de 5 puntos.

Marone, el más histriónico de los galanes, es el que se lanza más en las respuestas. Prueba de ello se vio el otro día, cuando, sin conocer a Susana, se le animó a un piquito. Es el que toma la delantera a la hora de explicar el éxito del culebrón bíblico no sólo en Argentina sino también en América Latina.

Así como el espectador de cine americano redescubrió el género épico en sus películas, "yo creo que esta tira más que religiosa o bíblica, es épica y evoca los valores universales -dice Marone a Pop TV-. En América Latina los pueblos viven trabajando para los políticos y por eso digo que necesitan un héroe como Moisés. Los políticos deberían estar al servicio del pueblo que los vota. Bueno, después de dos mil años de historia seguimos en la misma mierda (aprendió esta palabra en nuestro país). Quiero decir que pasan los siglos y todo sigue igual".

Marone insiste que la tira traspasó los límites de la religión: "Mucha gente que los sigue tanto en Brasil como en otros países de América no son religiosos y eso es porque gusta el enfoque de la historia que se decidió contar, con escenarios magníficos, en el espectador hay un gran interés por la cultura egipcia de aquellos años relucientes y Moisés pese a tener una vida fantástica en el palacio, se une a su pueblo judío para luchar por la libertad".


LEA MÁS:

      Embed


Las utopías no hay que perderlas y con Moisés el mensaje es que el intento por la lucha de los ideales de un país o de una religión vale la pena: "Todo el mundo necesita amor y es en este punto el gran acierto del guión en momentos difíciles".

Pese a la gran proyección internacional y las grandes satisfacciones personales que le dio el personaje de Ramsés (Rey de Egipto), Sergio Marone se puso muy firme en cuanto a su futuro: "No quiero grabar ni una tira más durante un largo tiempo. Ahora me quiero dedicar en televisión en mi país a la conducción o a la producción de miniseries. Pero ¡basta de tiras! Hace 15 años que grabo una tras otra".

El lunes pasado en la televisión brasileña terminó la segunda temporada de Moisés: "Yo no estoy porque la historia se centra en Moisés cuando se escapa de Egipto y camina durante 40 años por el desierto en busca de la Tierra Prometida y la nueva organización social del pueblo hebreo a partir que Dios entrega la tabla con los 10 Mandamientos".

Marone cuenta que al principio la producción lo convocó para audicionar para los dos papeles, Ramsés y Moisés, pero "finalmente sólo interpreté a Ramsés. Yo estaba seguro de ese personaje y me sentí muy cómodo llevarlo a la pantalla. Es un villano muy interesante y con una respuesta inmediata en el espectador: El público ama-odiar a Ramsés y odia-amar a Ramsés. Y ese sentimiento que genera el personaje es el mejor regalo para un actor".

La tira en Brasil representó un cambió de paradigma en el mercado de la ficción y también a él como actor lo proyecta como figura internacional: "Moisés es un hecho histórico' para nosotros porque por primera vez una producción de la cadena de televisión Rede Record (cuyos dueños son los pastores evangelistas de Brasil) desplazó en el rating del prime time a la maquinaria de OGlobo".

Respecto a su camino actoral, su debut con El Clon (2001) tuvo un éxito internacional que alcanza las mismas características que hoy vive con Moisés: "En El Clon yo era más inmaduro, mi personaje no era tan relevante y era mi segunda participación en un culebrón. Ahora tengo más fuerza y tuve que dedicar mucho tiempo para interpretar a Ramsés".

A diferencia de Guillherme Winter (Moisés), Marone no es parte de la segunda etapa de la tira que culminó el lunes en Brasil con grandes niveles de audiencia y ya en Argentina se aseguró la compra para su emisión, el futuro inmediato de Marone está puesto en la producción de su primera película: "Ya compré los derechos de un libro de un famoso escritor de historieta de Brasil, Laurenzo Mutarel para llevarlo al cine. narra la historia de un cowboy que tiene que escribir una trama encerrado en un hotel cinco estrellas".

      Embed


Comentarios Facebook