lunes 5.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
06 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Podrían absolver a policía en un caso de “gatillo fácil”

Néstor Llido
0
Comentarios
Por Néstor Llido


Roberto Aquino no fue acusado por el fiscal, mientras los familiares de Héctor González vienen denunciando irregularidades en la investigación del hecho, como así también el “hostigamiento hacia los testigos”.

Podrían absolver a policía en un caso de “gatillo fácil”
Foto gentileza Radio Gráfica
Foto:

Un efectivo de la Policía bonaerense podría resultar absuelto, cuando el próximo lunes se dé a conocer el veredicto del juicio que se le sigue por el homicidio de un vecino, en un hecho que fue sindicado como "un típico caso de gatillo fácil".

El imputado no fue acusado por el fiscal del juicio, mientras los familiares de la víctima vienen denunciando una serie de irregularidades en la investigación del hecho, como así también el "hostigamiento hacia los testigos" durante el debate ante el Tribunal Oral Criminal Nro. 1 de Morón.

El 22 de marzo de 2013, los policías Roberto Fabián Aquino y Pablo Ezequiel Cuello, pertenecientes a la DDI de Morón y sin vestir uniforme, venían persiguiendo un auto, que registraba pedido de secuestro activo por robo, hasta que llegaron hasta la zona del populoso barrio Presidente Ibáñez de Morón Sur. En esas circunstancias, Héctor González (de 37 años) salió a la vereda, alertado por los ruidos y allí se produjo un episodio confuso, en el que fue señalado por los efectivos como cómplices de los supuestos ladrones y luego de un forcejeó, resultó ejecutado de un disparo en el abdomen.

A pesar de clamar por su inocencia, la familia de Héctor González, más conocido por su apodo de "Remo", la instrucción inicial, a cargo de compañeros de los policías acusados por este hecho de violencia institucional, apuntó a la responsabilidad de la víctima. "El fiscal Claudio Oviedo se hizo cargo de la causa que, durante un año, no mostró ningún avance y luego, solo ordenó la detención de Aquino, autor del disparo, pero lo liberó al poco tiempo, tras calificar el hecho como "exceso en legítima defensa", sin poder demostrar que González estuviese armado", se indicó, agregando que este oficial "estuvo sospechado de ser parte de la trama de encubrimiento del Caso Candela".

La causa fue elevada a juicio oral y público y ahora, el temor de la querella es que "todo quede en la nada, con el asesino en libertad". Al respecto, desde la Comisión Provincial de la Memoria se denunció que "la imparcialidad del fiscal Oviedo está seriamente comprometida ya que, durante el debate, actuó como un garante de la versión policial y se mostró amenazante, tanto contra los testigos como contra los abogados del particular damnificado".


LEA MÁS:

      Embed

Desde el primer momento, los abogados de la víctima denunciaron la participación de la misma DDI de Morón en la investigación de la causa con la clara intención de encubrir al imputado, quien se desempeñaba en esa dependencia. "No se resguardo correctamente la escena del crimen, se secuestró evidencia en la comisaría y fue el mismo cuerpo policial quien tuvo a su cargo la revisión médica de los dos agentes que participaron del operativo y de la víctima", precisaron.

El único imputado en el hecho, Roberto Fabián Aquino, estuvo involucrado en el Caso Candela (la niña que fuera secuestrada y asesinada en Hurlingham), debido a que se encuentra sospechado de participar en la trama de encubrimientos del crimen y en sum momento, la Comisión Bicameral encargada de la investigación había pedido su exoneración.


      Embed


Comentarios Facebook