miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
08 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Tras 25 años, el Reino Unido volverá a tener una mujer como primer ministro

0
Comentarios


Entre Theresa May y Andrea Leadsom saldrá elegida la reemplazante de Devid Cameron. Será la primera mujer en el cargo desde la renuncia de Margareth Thatcher en 1991.

Tras 25 años, el Reino Unido volverá a tener una mujer como primer ministro
Foto:

Será una mujer, Theresa May o Andrea Leadsom, quien se ocupe de limpiar los escombros causados por el referéndum del 23 de junio y gestione el "divorcio" del Reino Unido de Bruselas.

La lucha por la sucesión de David Cameron al frente del partido Conservador y del gobierno británico llegó ayer al último acto: en campo quedan solo la ministro del Interior, favorita desde el inicio, y la subsecretaria de Energía, rival emergente.

Dos conservadoras integrales, llamadas a confrontarse con un modelo difícil, quizás fuera de toda medida, el de la única mujer premie de la historia del Reino, Margaret Thatcher, a un cuarto de siglo de distancia.

En el último turno preliminar de votaciones, May, que cumple 60 años en octubre, euro-escéptica de siempre pero posicionada a favor del "Remain" (Permanecer) en la campaña del referéndum por lealtad a Cameron, obtuvo el consenso de 199 diputados.

LEA MÁS:

      Embed

Leadsom, convencida partidaria del Brexit, se posicionó segunda con 84 votos. Y quedó fuera de la competición el tercer candidato, Michael Gove, el ministro de Justicia que 'apuñaló' a su compañero de bando referendario Boris Johnson, quien cosechó apenas 46 apoyos de los diputados conservadores.

La palabra pasa ahora a los afiliados al Partido Conservador, 150.000 personas que deberán decidir el destino del Reino indicando por correo a una o a otra de las dos pretendientes en las próximas semanas.

La proclamación de la vencedora está prevista para el 9 de septiembre, pero hay quien pide a este punto que se aceleren los plazos, también porque un vacío de poder corre el riesgo de pesar en un país sacudido por la incertidumbre y los coletazos post-Brexit.

      Embed

Comentarios Facebook