sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 34° H 17.6%
09 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Hospital El Cruce logra hito con intervención quirúrgica

0
Comentarios


>El centro de salud de Florencio Varela asistió a una mujer de 60 años que padecía hipertensión pulmonar con un procedimiento que se realizó en tan sólo tres centros asistenciales privados argentinos.

Hospital El Cruce logra hito con intervención quirúrgica
Foto:

El Hospital de Alta Complejidad El Cruce Néstor Kirchner de Florencio Varela se convirtió en el primer nosocomio público del país en realizar una operación cardiopulmonar a una mujer de 60 años que padecía hipertensión pulmonar, una grave enfermedad que obstruye y endurecen los vasos sanguíneos que transportan la sangre del corazón a los pulmones.

El procedimiento, que se realizó en tan solo tres centros asistenciales privados de la República Argentina, se denomina tromboendarterectomía pulmonar y fue la paciente Micaela, de 60 años, oriunda de San Luis, que tenía una sensación de falta de aire tan sólo al bañarse o cambiarse. Esta escasa capacidad respiratoria apenas le permitía caminar dos cuadras y hasta se agitaba al alimentarse.

Hace un año fue derivada al Hospital El Cruce. Micaela llegó junto a una de sus hijas, por primera vez a Florencio Varela. Comenzó a ser atendida por la Vanesa Gregorietti, responsable del área de Trasplante-Insuficiencia Cardíaca e Hipertensión Pulmonar, del Hospital El Cruce. 

En ese momento, se abrió una ventana de esperanza para Micaela. Le realizarían la cirugía, de la que tanto le habían hablado pero no encontraba el lugar que pudiera hacerla. La complejidad de la operación requirió de la intervención de diferentes servicios del hospital. Por eso, se trabajó en conjunto con el equipo de cirujanos cardiovasculares que lidera el Alejandro Machaín. Finalmente la paciente ingresó a quirófano el pasado 21 de junio.

Para describir lo que fue la operación, el doctor Marcelo Nahín, quien intervino a la paciente, explicó que fue "una cirugía que se realiza a corazón abierto. Al paciente se lo somete a una hipotermia profunda y paro circulatorio para poder trabajar sin dificultad en la desobstrucción de las arterías pulmonares. En este caso se bajó la temperatura de la paciente a 18 grados para la protección cerebral y del resto de sus órganos. Una vez alcanzada la hipotermia profunda se realizan dos paros circulatorios para trabajar primero en un pulmón y luego en el otro. 

A la vez, el profesional indicó que a Micaela "se le extrajo toda la sangre de su cuerpo y se procede a realizar el paro circulatorio, deteniendo la bomba de circulación extracorpórea por espacio de 20 minutos por cada pulmón. Durante este momento, cuarenta minutos en total, no hay circulación sanguínea por ningún órgano del cuerpo, toda su sangre queda alojada en el reservorio del equipo de perfusión.

Esta situación es lo más cercano a la muerte a la que se puede llevar a un ser humano y traerlo nuevamente a la vida. "Los órganos quedan protegidos por el frío extremo (18°C) pero el órgano que más sufre es el cerebro, por eso también se colocó un casco con hielo en su cabeza para la protección cerebral", detalló Nahín. 

La operación duró cinco horas y también requirió el uso de óxido nítrico, que es un gas muy costoso para bajar las presiones pulmonares y que se administra a través de un equipo especial. 

También para esta intervención los profesionales contaban con un equipo de ECMO que provee Oxigenación por Membrana Extracorpórea, pero que felizmente no fue necesario utilizar. ECMO es un tipo de terapia que puede apoyar la función cardíaca y pulmonar cuando la función cardíaca y pulmonar del paciente es inadecuada. En nuestro país escasos centros asistenciales lo tienen.

Tags

Comentarios Facebook