martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 22° H 28.7%
09 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Carlos Araujo y un nutrido curriculum junto al tango

0
Comentarios


Este vecino de Villa Celina adoptó una vida al ritmo del 2x4 recorriendo diferentes peñas. “Me enganché con muchas orquestas que son descendientes de D°Arienzo”, remarcó.

Carlos  Araujo  y un nutrido curriculum junto al tango
Foto:

El lunfardo, la letra de un tango, imágenes de actuaciones y de figuras de la cultura porteña asoman como los ingredientes para darle un toque de especial a la charla. Afuera aparece el gris del ayer, como dice la letra de Tinta Roja, y adentro, Carlos Araujo mira hacia el pasado para venirse hacia el presente. Y ese camino es lo que cuenta en la charla, en donde el hilo conductor es la pasión por la canción ciudadana, que para el vecino de Villa Celina es una forma de sentir, una forma de vida.
'Desde muy pibe escuché y estuve cerca del tango', asegura Araujo, quien nació en La Toma, San Luis, pero a los pocos años de vida llegó a Buenos Aires. 

Hoy canta en la peña 'Che Bandoneón', que tiene la dirección del músico sanjusteño, Diego Sauchellis, en el club Glorias de Mataderos. Garúa, Remembranzas, son los temas que más salen, que más el público le pide y que, al mismo tiempo, a Carlos más le complace cantar. 

Historia

Alberto Marino y Floreal Ruiz aparecen como sus íconos en el canto tanguero, pero la orquesta de Juan D°Arienzo es lo máximo para el matancero por adopción. 

Carlos detiene la charla y acomoda la garganta para cantar a capela. Se entusiasma como si estuviera en el escenario, pero vuelve y cuenta. 'Cuando tenía dos años, la familia vino para Buenos Aires, viví mucho tiempo en Parque Patricios, en donde se mamaba el tango en cada esquina. Luego a San Cristóbal y desde unos 30 años estoy afincado en Villa Celina, a donde llegué ya casado y con hijos', relata el hombre de Villa Celina.

Araujo dice que arrancó como le sucede a la mayoría. En cada reunión, antes o después atraía la atención de todos. 'Cantaba en las fiestas familiares y como me veían pasta, me decían que debía estudiar y aprender', afirma y agrega: 'Los pibes de la barra me pedían que cantara decían que estudiara y mi vieja me empujaba para entrar en concursos'.

En su casa se escuchaba tango, sobre todo su madre, y también una de sus hermanas que cantaba. 'La primera vez que canté con público fue con Dante Gilardoni. El llevaba a sus estudiantes a lugares para cantar. Ese día tenía muchos nervios por estar por primera vez con micrófono y canté varios temas, como Remembranzas, La Cumparsita, Tomá Esta Moneda.

El fanatismo por El Rey del Compás marcó el camino de Carlos Araujo. 'Me enganché con muchas orquestas que son descendientes de D°Arienzo', asegura y prosigue: 'Con Poker de Ases y con los Solistas de D°Arienzo trabajaba sábados y domingos, mientras que en la semana laburaba en Entel'.
Carlos estudió vocalización y repertorio con los maestros pianistas Alberto Neri, Yoe Rispoli, Miguel Nigenson, Dante Gilardoni, Oscar Sabino, Carlos Figari y Marafiotti; cantó con orquestas típicas: Héctor Vernie, Alberto Coral, Poker de Ases, Pulso de Tango, Solistas de D°Arienzo, Los Reyes del Tango. Y hoy sigue empuñando un micrófono cada vez que suena la tecla de un piano o se escucha el rezongo de un bandoneón.

Tags

Comentarios Facebook