viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
11 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El ascenso le puso otro freno a la Superliga

Luciano Bottesi
0
Comentarios
Por Luciano Bottesi


Otra vez no hubo acuerdo y los dirigentes siguen tensando la cuerda. Ahora todo pasó para mañana, donde los equipos de Primera intentarán convencer al ascenso de impulsar la Super Liga. El caos es total.

El ascenso le puso otro freno a la Superliga
Asamblea Extraordinaria en AFA. Foto: NA
Foto:

No hay caso. No hay acuerdo. El fútbol argentino no avanza hacia ningún lado. Por lo pronto, esta vez tampoco hubo quórum para modificar el estatuto de la AFA que le abra la puerta a la Superliga, durante la Asamblea Extraordinaria que se realizó en el predio de Ezeiza.

Se terminó aprobando la moción, por mayoría (45 votos a favor y 6 en contra, de un total de 51 directivos presentes), para un cuarto intermedio hasta mañana y fue la mejor de las opciones con la pudieron conformarse los mentores de la reformar. Nada menos que Boca y River y su arrastre no pudieron hacer otra cosa que prorrogar dos días las negociaciones para intentarlo.

La historia de este lunes vino mal barajada, a tono con lo que sucedió en el último tiempo. Antes de la Asamblea Extraordinaria, la B Nacional anunció una conferencia de prensa en la que anticiparon que pedirían otro cuarto intermedio porque bajo las condiciones actuales no votarían en favor de la Super Liga. Apenas 10 minutos después, César Martucci -en nombre de Daniel Angelici- se comunicó para saldar la diferencia que traba el acuerdo. Pero no existe la confianza entre los dirigentes, cualquiera sea la categoría, y al no estar expreso y ser una promesa oral sobre inicio de la asamblea, la desestimaron

Una vez iniciada la Asamblea, se procedió a votar a mano alzada sobre la moción de pasar a un cuarto intermedio. Hubo dos propuestas, un intervalo de una hora o de 24. Casi como reflejo de la inolvidable votación que con 75 votos terminó 38-38, otra vez los encargados de contar lo hicieron mal, y los números no cerraban.

Por eso, se decidió hacerlo en forma nominal para evitar el papelón. En una hora, sin embargo, no pudieron saldar las diferencias y terminaron postergando 48 horas la asamblea, que tendrá su tercera parte mañana.



 
      Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y presidente de la mesa de clubes de la Primera B Nacional. Foto: NA


Las reuniones comenzaron en el mismo recinto, los grupos más grandes de Primera y B Nacional aglutinaron buena parte de las tertulias, mientras los satélites a la Super Liga -la Primera B, C y D, además de sus equivalentes del torneo Federal-, tenían sus propios espacios y compartían deliberaciones.

Los cónclaves se repetirán durante todo el día y mañana, hasta última hora. Cada vez queda menos tiempo operativo: mientras el norte de los dirigentes está puesto en la reforma del estatuto para la creación de la Superliga, los problemas en lo que quedó de la AFA se multiplican: no hay técnico de la selección mayor; la olímpica no consigue que los jugadores convocados se presenten; los árbitros están al borde del paro por deudas; los clubes están fundidos como la asociación a la que pertenecen y es inminente el desembarco del comité normalizador de FIFA para decidir por ellos todo lo que obviaron los últimos dos años.


      Embed

"Esto no tiene arreglo"


La polaridad de visiones de los propios dirigentes no definían un escenario criterioso al término de la asamblea nuevamente pasada a cuarto intermedio. Después del receso de una hora en el que no se encontró la solución, hubo una reunión exprés e improvisada de casi 10 minutos que facilitó que esta historia tenga continuidad.

Ofuscado, el titular de Boca volvió a la silla en la que los directivos que no son asambleístas se ubican en el recinto y tomó la campera para irse: "Esto no tiene arreglo". Fue Juan Sebastián Verón el primero en convencerlo y se dispuso a presenciar lo que era el final de la Super Liga: no había acuerdo ni para pasar a otro cuarto intermedio.

Hugo Moyano (Independiente), Claudio Tapia (Barracas Central), Horacio Martignoni (Sarmiento) y Daniel Ferreiro (Chicago) fueron los primeros en rodearlo y comenzó una discusión acalorada. Se sumaron otros 10 directivos mientras la Inspección General de Justicia no hacía nada por la demora inusual.

Un Tapia acalorado y con ademanes elocuentes se alejó de la reunión y cruzó algunas palabras con su suegro, que terminó sentado junto al hombre de Boca cuando quienes lo secundaban ordenaban que cada asambleísta tomara asiento con la consigna de aprobar un cuarto intermedio. Y ahí mismo empezó la negociación para lograr de una vez por todas la reforma. Si queda por escrito un mecanismo solidario de Primera -el torneo pasado cada club aportaba 100 mil- que le redondee a la BN una cifra mensual cercana al millón y medio de pesos, hay acuerdo. Pero no todos en Primera están dispuestos a desembolsar unos 300 mil para cristalizar el acuerdo.



      Embed


Comentarios Facebook