sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Temperatura T 22° H 28.7%
12 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Exigen obras para un barrio que parece un chiquero

0
Comentarios


Calles intransitables por el barro, que se inundan cada vez que llueve y lucen repletas de desechos cloacales, forman parte del triste paisaje que deben soportar decenas de vecinos de Solano que habitan una zona condenada al olvido

Exigen obras para un  barrio que  parece un chiquero
Foto:

El barrio San Martín, de San Francisco Solano, es un lugar condenado al olvido por las autoridades quilmeñas, tanto de la actual gestión como la de la anterior, a tal punto que desde hace 7 años no se realizan tareas de zanjeo para evitar inundaciones, ni muchos menos obras como cloacas y pavimentos, por lo que aseguran que la zona parece un "chiquero".

Las calles repletas de barro, cunetas desbordadas y llenas de basura, así como la presencia de líquidos cloacales forman parte de la triste postal de este populoso vecindario. Antonia Studer es una de las vecinas que, día a día, convive con esta frustrante realidad. Al dialogar con El Quilmeño, consideró que el barrio San Martín "es un verdadero chiquero".

Antonia contó que uno de los puntos más críticos del barrio se encuentra sobre "la calle 892, entre 824 y 825, donde no se puede ni caminar por el barro".

"Hace años -puntualizó la mujer - vivimos con este drama. Los días de lluvia no ingresan ambulancias ni remises. Tienen miedo de quedarse atascadas", remarcó.

Como si fuera poco, cada vez que llueve se agrega el problema de desborde de las zanjas. "El agua no corre porque están llenas de basura. Hace 7 años que acá no entra una máquina para hacer zanjeo", manifestó indignada y, luego, agregó que esa mugre proviene de las bolsas que rompen los perros.

Mala costumbre

Asimismo, Studer se quejó de la mala costumbre de algunos vecinos, que "desagotan los pozos ciegos con mangueras en la calle, para evitar el pago por el servicio de camiones atmosféricos".
Es tal la impotencia que siente Antonia, que ya bajó los brazos y no tiene esperanzas de que lleguen obras, para mejorar la calidad de vida de ella y de sus vecinos. Por ese motivo, criticó tanto a la actual gestión del intendente Martiniano Molina como la de su antecesor, Francisco Gutiérrez. "Ninguno hizo ni hace nada por este barrio, yo tengo los impuestos al día y hasta ahora nadie, ningún político de Quilmes, se ocupó de justificar lo que pagamos", exclamó.

Tags

Comentarios Facebook