viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
13 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El factor Stolbizer suena muy fuerte para 2017

José Di Mauro
0
Comentarios
Por José Di Mauro


Las presidenciales de 2015 potenciaron su figura, aunque los resultados fueron magros. Hoy rival de Cristina, Stolbizer está destinada a jugar un papel clave en las próximas legislativas bonaerenses. POP130716-009F01.jpg

El factor Stolbizer suena muy fuerte para 2017
Foto:

Cuando en las elecciones de 2015 Margarita Stolbizer terminó obteniendo un magro 2,51% -apenas algo más de 600 mil votos-, confirmó lo que ya se veía venir desde las PASO, cuando incluso sacó casi un punto más que en las generales. Pero ya había percibido entonces que el espacio Progresistas no podría canalizar precisamente el voto de ese sector. Se sabe que en las presidenciales suele prevalecer el "voto útil" y fue lo que dejó a la líder del GEN desarropada en los guarismos finales. Contrariando las expectativas que se había planteado junto a la dirigencia de su sector, cuando el socialista Hermes Binner, sorpresivo segundo en las presidenciales de 2011, decidió apostar por la senaduría nacional por su provincia en lugar de insistir con la presidencia.

Histórica candidata a la gobernación bonaerense por las diversas fuerzas en que militó, a Stolbizer no le va muy bien en elecciones ejecutivas. Sí en las legislativas, cualidad que comparte con su archirrival Elisa Carrió. De hecho, en las anteriores legislativas que la pusieron en la banca que hoy mantiene, obtuvo un 11,71% en 2013 en la provincia de Buenos Aires, con más de un millón de votos. Era lo menos que esperaba en estas presidenciales, pero ya se recompuso y lo tomó como experiencia.

Precisamente eso fue lo primero que pensó ni bien las urnas dieron su veredicto: erraron la estrategia y se impone un replanteo para futuras elecciones. Aunque no lo haya expresado en público, quedó decepcionada de sus socios socialistas que tan poco le aportaron a su candidatura y que ni siquiera la llevaron en la boleta en el distrito donde son gobierno, Santa Fe, pues allí el socialismo compitió con boleta corta, en función de su sociedad con los radicales santafesinos.

Lo cierto es que a partir de lo que pasó en octubre, Margarita se sintió libre de elegir futuras alianzas, en principio sin renunciar a las actuales, aunque difícilmente la acompañen por ejemplo si termina asociada con Sergio Massa. Con el líder del Frente Renovador comenzó a mostrarse a poco de pasadas las elecciones. Ambos ex candidatos presidenciales, se mostraron juntos al tomar la posta dejada fundamentalmente por el PRO en la difusión del Indice Congreso.


LEA MÁS:

      Embed


Volvieron a compartir encuentros otras veces y la última fue en Mar del Plata, la semana pasada, en un panel que analizó la situación económica, laboral y social del país, que dio lugar a pensar en una profundización del acercamiento ya esbozado tímidamente.

Todos los ojos están puestos en una eventual alianza de ambos en la provincia de Buenos Aires, ese distrito del que Stolbizer es legisladora nacional y donde su partido tiene el mayor poder de fuego. Allí hay cada vez más posibilidades de que terminen jugando juntos en 2017, para cuando ambos deban revalidar sus bancas.

Lo cierto es que no son pocos los que especulan con la posibilidad de la fórmula "Sergio Masa senador Margarita Stolbizer diputada", una combinación potente que podría generar una transversalidad que el líder del Frente Renovador busca pensando en 2019.

Pero no es la única alternativa; también se habló de la posibilidad de que Massa no participe en las próximas elecciones, dejando de lado su banca para dedicarse a trabajar exclusivamente para una nueva candidatura presidencial dos años después. En ese caso estaría acatando la sugerencia del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que en su momento se permitió comentar en el programa de Alejandro Fantino que le desaconsejaba a Sergio Massa seguir en el Congreso, pues "es difícil ser diputado nacional si uno quiere ser presidente". ¿Por qué? "Porque en la Cámara de Diputados estás obligado a jugar en todos los temas, no podés elegir", explicó el hombre que algo sabe del tema pues es uno de los principales operadores de la fuerza gobernante. "Si fuera Sergio Massa, me iría de la Cámara de Diputados", terminó recomendándole.

Pero son pocos los que dan crédito a semejante alternativa, pues para afianzar sus expectativas presidenciales, todo candidato que se precie debe validarse en las elecciones previas. Es una regla no escrita que los políticos con expectativas suelen cumplir, a menos que ocupen cargos ejecutivos.

La posibilidad de una alianza entre Massa y Stolbizer les serviría a ambos. A la dama, porque daría un salto en sus posibilidades electorales, pues todo candidato se potencia cuando comparte cartel con una figura importante, y al tigrense para mostrarse distinto del resto del peronismo salpicado por las denuncias que enchastran hoy al kirchnerismo y opacan al PJ. Con el agregado de que podría contrarrestar de paso los embates que en plena campaña lanzaría en su contra Elisa Carrió, que no ha tenido problemas en su momento de vincularlo con el narcotráfico, nada menos.

Ambas denunciantes de los Kirchner, Stolbizer y Carrió son antagonistas cuya distancia creció con el trabajo conjunto. Compartieron espacio en la UCR, y Margarita le tomó idea cuando trabajó con ella en la Comisión Antilavado, que Lilita presidía. Más tarde dejó de lado esas prevenciones y volvieron a estar juntas ya fuera del radicalismo, cuando compartieron campaña en 2007 para las presidenciales en las que Carrió salió segunda de Cristina y Stolbizer fue su candidata a gobernadora bonaerense. Y también salió segunda, de Daniel Scioli, delante de Francisco de Narváez.

Luego solo las emparejó su condición de acérrimas opositoras y denunciantes de casos de corrupción, aunque recientemente el comentario despectivo de la diputada de Cambiemos referido a que "van por Cristina para dejar libres a Aníbal y De Vido", llevó a Margarita a sugerir que Carrió "tiene la mala costumbre de descalificar todo lo que no hace ella".

Pasa que ahora Margarita no se calla, como quedó claro cuando la semana pasada Cristina Kirchner la llamó "burra e ignorante". "Puede decirme burra, pero yo no me quedo con lo ajeno", replicó la líder del GEN, que celebra que la ex presidenta la haya encumbrado confrontando con ella, y encima denunciándola ante la Justicia.

Bien podría entonces ser Stolbizer la bala de plata de Massa en la provincia contra Carrió, o por qué no condensar una misma lista para el Senado: Massa-Stolbizer.

Aunque todavía falta mucho y la propia líder del GEN es la primera en destacarlo. Pues en su propio partido hay quienes miran con mejores ojos a Cambiemos, poco convencidos de una cohabitación que incluya a mediano plazo al resto del peronismo. Un ladero de Stolbizer como Gerardo Milman se fue al gobierno y hoy es secretario de Seguridad Interior nacional.

Claro que si Stolbizer terminara como aliada de Cambiemos, no podría compartir cartel con Carrió. Tal vez por eso el oficialismo esté haciendo el trabajo fino de convencerla a Lilita para que vuelva a competir en la Ciudad de Buenos Aires, para cerrarle el paso a Martín Lousteau, quien avisó que el año que viene se vuelve de Washington para desempolvar ECO y competir.

Pero ese es otro juego. En el caso de Stolbizer y su eventual "alianza táctica" con Cambiemos serviría para una batalla final con el peronismo en general. Vale recordar que Margarita tiene una muy buena relación con María Eugenia Vidal, la tercera dama que juega fuerte en la política de estos días, mandamás en la provincia, para más datos.

Comentarios Facebook