miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
13 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Díaz, punta de un triángulo de El Trece con Suar y Bertotti

0
Comentarios


La actriz dice que el personaje de Elisa Diamante es “un regalo” y destaca la capacidad del guionista Javier Daulte para otorgarle un crisol de emociones que expresar.

Díaz, punta de un triángulo de El Trece con Suar y Bertotti
Foto:

Julieta Díaz es una de las aristas de un triángulo en clave de comedia dramática junto a Adrián Suar y Florencia Bertotti en el unitario "Silencios de Familia" que Canal Trece emite los miércoles a las 22, con guiones del dramaturgo Javier Daulte y la dirección de Daniel Barone.

"Este personaje es un regalo, Daulte tiene una manera de contar los temas que me gusta, tiene su sello, su manera de contar, se mete en el drama y de repente gira hacia lo tragicómico, es una mirada más aguda, más loca, es una comedia dramática", dijo la actriz. Y agrega que prefiere proyectos que "ponen un poco de humor, pero con una mirada profunda, el humor a veces puede iluminar más que un drama", reseñó la actriz. "La propuesta que me llego con libros de Daulte, dirigido por Daniel Barone y todo su equipo, es un gran equipo el de unitarios de Pol-ka, y además tenemos mucha química con Adrián. Es un proyecto redondo, no quería tener presión en una tira diaria por mi hija, que es chiquita. Es ideal para este momento".

Julieta Díaz encarnara a Elisa Diamante, de una familia de clase media de un tradicional barrio de Buenos Aires, casada con Miguel (Adrián Suar), y con tres hijos: Lara (19 años), Tobi (18 años) y Mía (15 años). Miguel y Elisa son muy apegados a los valores familiares, han criado a sus hijos de acuerdo con preceptos un tanto conservadores, y están siempre unidos, comparten hasta el mismo espacio de trabajo: su propia casa. El ha montado allí su consultorio odontológico; ella elabora y vende comida, una suerte de pequeña empresa gastronómica.

LEA MAS:

      Embed

La vida para los Diamante se presenta tranquila y previsible -más allá de algún inconveniente que puedan ocasionarle sus hijos-. Sin embargo, este esquema familiar mostrará la debilidad de su estructura cuando Fabiana ( Bertotti), una nueva paciente de Miguel, aparezca en escena.

Elisa confunde a la recién llegada con una postulante para cubrir el puesto de asistente para su emprendimiento culinario. Fabiana, que justamente se halla buscando trabajo, aceptará la propuesta.

Poco a poco, la joven se convertirá en una integrante más de la familia. Y Miguel empezará a sentirse atraído por ella. Mientras el vínculo "médico-paciente" se torna cada vez más intenso, el matrimonio entre Miguel y Elisa entra en un período de desgaste. Comenzará así un confuso triángulo amoroso que generará rupturas, idas y vueltas, que llevará a Miguel a replantearse si desea seguir casado con Elisa. "La pareja tiene los habituales conflictos porque tiene tres hijos adolescentes, pero se encuentran en una crisis y deciden ir a un especialista en terapia de pareja. Y Elisa no tiene mucho filtro, dice todo lo que piensa, es impulsiva, negadora, sincera, y verborrágica, muy enérgica, esta en acción todo el tiempo, esta sin ayuda en la casa y además tienen una PyME, tiene de todo".

Enamorada, pero en crisis de pareja y sin ver los conflictos

La familia Diamante tiene algo particular que la hace única: sus integrantes saben bailar. Cualquier ritmo. Utilizan la danza como forma de comunicación (la más sana que tienen): sin pronunciar palabra, solo a través del baile, se dicen mucho más. Sobre su Elisa, Díaz reseñó que "esta hace 20 años con su novio, con el que se casó, esta muy enamorada de su marido. Son una pareja típica de clase media con aspiraciones, aunque ahora están un poco más ajustados".

La actriz hizo hincapié en que su personaje va "por la vida sin ver los conflictos, en la terapia empiezan a descubrir como los afecta la dinámica, y ahí se pone muy rica la trama. Encima aparece Florencia Bertotti que arma un triángulo ya que entra para ayudar en la PyME, terminamos siendo amigas y Adrián se enamora de ella, pero no viene con el afán de romper la pareja, son cosas que suceden. Es un triángulo complicado, funciona de otra manera".

      Embed

Comentarios Facebook