domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
¿TE ACORDÁS DE...?
13 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Archivo | Cámpora, el presidente que no aguantó y dio un paso al costado

Marcelo Pensa
0
Comentarios
Por Marcelo Pensa


La renunci estuvo signada por versiones que unián, como hilo conductor, la Casa Rosada y Juan Domingo Perón.

Archivo | Cámpora, el presidente que no aguantó y dio un paso al costado
Foto:

El 13 de julio de 1973 se producía la renuncia del por entonces presidente de los argentinos Héctor J. Cámpora, tan recordado por estos días por dar nombre a una agrupación juvenil cercana al kirchnerismo.

Sin embargo, la renuncia estuvo signada por un sinfín de versiones que unían, como un hilo conductor, la Casa Rosada y la residencia de la calle Gaspar Campos, donde residía por aquellos días el teniente general Juan Domingo Perón.

El primero en manifestarse, días previos, fue vicegobernador bonaerense, Victorio Calabró, quien había dicho que "en la Argentina sólo una persona puede ser presidente: Juan Domingo Perón". La renuncia de Cámpora ya era un rumor a gritos y el funcionario bonaerense arreciaba, sobre el tema: "No puede ser sólo poder; debe ser, a corto plazo, ya, gobierno y poder".

      Embed

También José Rucci, secretario general de la CGT y hombre de la máxima confianza de Perón, dijo que el líder se iba a convertir en lo que el pueblo quiere... es decir, presidente.

Las reuniones en privado, de las que participaban los legisladores nacionales, eran moneda corriente y no eran pocos los que reconocían que la renuncia de Cámpora a la presidencia era cuestión de horas.

Días previos se mencionaba el nombre de Raúl Lastiri, yerno de López Rega, como posible presidente de la nación hasta tanto se llamara a elecciones presidenciales, mientras que la residencia de la calle Gaspar Campos era muda testigo de un sinnúmero de reuniones de los máximos dirigentes del peronismo.

      Embed

El Día D, Cámpora ingresó muy temprano a la Casa de Gobierno, pero a los pocos minutos partió con destino incierto. Un rato después regresó a la Rosada en compañía de su compañero de fórmula, Solano Lima, dialogó con legisladores y convocó a una cadena nacional para anunciar su alejamiento del cargo.

A las 20.30 tomó juramento como presidente de la nación Raúl Lastiri y los pocos minutos convocó a nuevas elecciones presidenciales sin ningún tipo de limitaciones para presidente y vice de la nación.

Pero faltaba, por ese entonces, la voz del líder del movimiento. Perón sostuvo que Cámpora había dado al país "el ejemplo más preclaro y más honroso que un ciudadano puede dar a su país, desde que si los cargos ensalzan al ciudadano, éstos también con su grandeza ennoblecen los cargos. Si Dios me da salud, si Dios me lo permite, he de gastar hasta el fin de mi vida para cumplir la misión que pueda corresponderme".

Perón ganó las elecciones el 23 de septiembre de ese mismo año con el 62% del electorado. Pero los sectores más radicalizados le hicieron saber al General que la renuncia de Cámpora no le iba a resultar gratuita.

      Embed


Comentarios Facebook