sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
14 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Otro homicidio en Puerta de Hierro, el barrio en el que reina la muerte

0
Comentarios


Milagros Alvarez tenía 17 años y murió baleada en la vereda de una casa en donde participaba de una fiesta. El disparo surgió de un tiroteo entre bandas que dirimían el “liderazgo” en la zona. Los vecinos temen salir a la calle.

Otro homicidio en Puerta de Hierro, el barrio en el que reina la muerte
Foto:

Una adolescente de 17 años murió al recibir un balazo en momentos en que se encontraba en la vereda, frente a una casa donde se celebraba un cumpleaños, en un hecho que se atribuye al enfrentamiento de bandas antagónicas que se disputan el "liderazgo" en el barrio Villegas de la localidad de Ciudad Evita.

Con este caso, ya son cuatro los homicidios que se registraron durante los últimos días en esta zona del partido de La Matanza, donde la avenida Crovara delimita un complejo habitacional de viviendas y el asentamiento Puerta de Hierro.

Este episodio, por el que no hay detenidos, aunque sí "muchos sospechosos", tuvo como víctima a Milagros Alvarez, estudiante y vecina del lugar. Tras sufrir el disparo, que supuestamente surgió de un tiroteo entre grupos de "ladrones y adictos a las drogas", fue derivada de urgencia al Hospital Alberto Balestrini, donde permaneció internada en la sala de terapia intensiva, pero a las pocas horas falleció.

El hecho ocurrió en la puerta de un domicilio de la calle 500 en el barrio Villegas, donde "Mili" Alvarez estaba junto a varias compañeras y amigos participando de un cumpleaños. "Salió a la vereda y en ese momento, se escucharon los balazos que venían de enfrente, donde se junta una bandita de Puerta de Hierro, que parece que se agarraron con los de la 200 (por el número de otra arteria de la zona). Cayó y enseguida la llevaron a la Unidad Sanitaria "Ramón Carrillo", ubicada a pocas cuadras, pero ante la gravedad del cuadro de la adolescente, la trasladaron al hospital, también en Ciudad Evita, donde murió antes de poder ser intervenida quirúrgicamente, indicaron los vecinos que se comunicaron al WhatsApp de la redacción de DIARIO POPULAR.


LEA MÁS:

      Embed


"Todo el barrio está conmovido y los chicos de la escuela donde estudiaba Mili quedaron destruidos. Era una chica con un gran compromiso, solidaria con los demás y justamente había tenido una activa participación organizando a sus compañeras en la marcha por el Ni una Menos, ya que el año pasado, una amiga suya fue asesinada por el novio. Queremos que se haga justicia por Mili y que se termine con todo esto. Tenemos miedo de salir a la calle, estos tipos andan todo el día armados y no sabés en que momento van a empezar a tirar, matando a gente inocente", expresaron.

Cabe recordar que durante el último fin de semana largo, en inmediaciones de la villa Puerta de Hierro, se registraron tres muertes de personas baleadas o apuñaladas.

Uno de los hechos ocurrió el sábado pasado, a las 7, cuando cuatro sujetos asaltaron un colectivo, en el que una mujer policía iba como pasajera y le sustrajeron su pistola reglamentaria. Cuando el transporte pasó por delante del ingreso al asentamiento de este sector de Ciudad Evita, los ladrones se bajaron y un vecino que observó la maniobra dio aviso al 911.

Un móvil policial llegó al lugar, encontró a los sospechosos, pero dos de ellos escaparon por los pasillos de la villa y los otros dos huyeron hasta una canchita de fútbol, donde se tirotearon con los efectivos. En esas circunstancias, los uniformados mataron a un joven, de 26 años, mientras los cómplices permanecen prófugos.

El segundo caso se registró ese mismo sábado, pero por la noche, cuando en el interior de la villa Puerta de Hiero apareció asesinado de dos tiros un chico, de 18 años, al lado de una moto que, según dijo la Policía bonaerense, había sido robado, horas antes, en la localidad de Rafael Castillo.

El tercer episodio tuvo lugar el último domingo, cuando un muchacho, de 23 años, salió corriendo del asentamiento y pidió ayuda a un patrullero, pero enseguida se desplomó, debido a que había recibido un puntazo en el pecho, tras haber mantenido una pelea con un desconocido, aunque sindicado como un "dealer" de la zona, en la que le robaron su teléfono celular.

      Embed




Comentarios Facebook