domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
15 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Avellaneda: vestidos de policías, los asaltaron y tomaron de rehenes

0
Comentarios


Un grupo de delincuentes tomó por asalto la casa de familia y, como no encontraron lo que buscaban, se la llevaron con su hijo a buscan más dinero al restaurante que gerencian

Avellaneda: vestidos de policías, los asaltaron y tomaron de rehenes
Foto:

En Avellaneda, una familia vivió horas desesperadas en la madrugada del viernes cuando un grupo de delincuentes que vestían chalecos propios de las fuerzas de seguridad, ingresó en su casa a robar y luego se llevó a la mujer y a su hijo de 12 años como rehenes a buscar más dinero al restaurante que tienen en la misma localidad.

El hecho tuvo lugar en una vivienda de la calle Giuffra al 600, cuando una mujer que volvía de trabajar avisó a su esposo que estaba cerca para que éste le abra el portón del garaje a fin de prever una "entradera".

"Mi mujer me avisa que estaba volviendo a casa para que le abra el portón a eso de las 12 de la noche y, diez minutos después, llegó a la puerta. Hace la maniobra para entrar de cola mientras yo abro el portón y para cerca un auto blanco con vidrios polarizados del que no bajaba gente. Cuando veo que podía ser una "entradera", me pongo del lado de mi mujer para cerrar el portón rápido pero era tarde porque del otro lado venía corriendo un hombre con un chaleco que decía "Policía" que me pone un revolver en la cabeza. Se identifica como policía, me pone el revolver en la cabeza mientras otros dos hacen entrar a mi mujer", le contó al canal C5N, Daniel, uno de los afectados por este delito.

Los delincuentes buscaron al hijo de la pareja ("sabían que teníamos un hijo y no había nadie más", dice Daniel) y lo encerraron junto a la mujer en una habitación de la casa  mientras retenían a Daniel en otra parte del inmueble. "Ellos buscaban 200 mil dólares que nunca tuvimos. Si fue un dato que les pasaron fue erróneo, pero sin embargo tenían la información sobre nosotros, hasta la marca de la moto que tengo", le dijo Daniel al canal mencionado.

Los delincuentes sometieron a Daniel a apremios y amenazas con el fin de que les entregase esa cifra de dinero hasta que, dos horas después, decidieron robar los 10 mil dólares que les entregaron , y llevarse a la mujer y al pequeño de rehenes al restaurante familiar para buscar allí más efectivo.

"Nosotros tenemos un restaurante pequeño, con un solo mozo, que atendemos por turnos los miembros de la familia: mi esposa, mi cuñado y yo", contó Daniel, que agregó que desde el restaurante se comunicaban con un handy con el grupo de criminales que se quedó en la casa reteniendolo y le decían que  la mujer "lo había batido" a fin de hacerlo caer en una trampa verbal.

Sin embargo, como Daniel sostenía su postura, los delincuentes decidieron irse del lugar dejándolo amarrado con cordones. El hombre logró desatarse unos 20 minutos después de que se fueron los delincuentes, y se fue en su moto al local a buscar a su familia con la que finalmente  logró reunirse a las tres horas de comenzado el robo.

      Embed

Comentarios Facebook