miércoles 7.12.2016 - Actualizado hace
SurUrbano
19 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Vecinos de La Jovita están más que calentitos por estafa con red de gas

0
Comentarios


Son habitantes de unas cuatro manzanas de la localidad de San Francisco Solano que firmaron sus contratos en 2012 y comenzaron a pagar las cuotas o la totalidad de una obra que nunca comenzó. Hacen público el caso para evitar otro fraude.

Vecinos de La Jovita están más que calentitos por estafa con red de gas
Foto:

Ellos ironizan que viven en un barrio privado... privado de gas, de agua potable, de cloacas y de pavimentos. Los vecinos del barrio La Jovita de San Francisco Solano, donde Almirante Brown limita con Florencio Varela y Quilmes, consideran que viven en una zona olvidada y como consecuencia de ello nadie hizo nada tras la estafa que sufrieron al contratar a la empresa Tres Montes SRL para que extiende la red de gas.

Las víctimas fueron quienes viven en las cuatro manzanas que están delimitadas por las avenidas Lacaze y Monteverde y las calles Charcas y Cala. Los contratos se firmaron en el año 2012 y al poco tiempo se perdieron los rastros de la mencionada constructora, con CUIT 30-71129004-0, según consta en uno de los documentos a los que tuvo acceso este medio.

Algunos vecinos llegaron a pagar la totalidad del contrato, que totalizaba unos $ 3150, y otros comenzaron con el plan de cuotas pero dejaron de abonar al ver que los trabajos no se iniciaban.

En la actualidad, los damnificados ya están resignados a que no conseguirán que le devuelvan el dinero, pero quieren evitar que otros sean víctimas de una nueva estafa.

Alberto y Gladys Guido se cansaron de llamar a la oficina que la Constructora Tres Montes SRL había montado en Drummond 978, Adrogué, a pocas cuadras de la sede gubernamental. Una sola vez pudieron hablar con una tal María Sánchez, quien deslindó responsabilidades en quien era el cobrador, un vecino de la zona.

Para los vecinos la estafa fue premeditada. Lo aseguran al constatar por ejemplo que recibieron una notificación fechada el 9 de octubre de aquel año explicándole que no harían la obra debido a la "alta morosidad" que registraban en el pago de las cuotas. Sin embargo, muchos firmaron el contrato después de esa fecha.

"Si habían decidido no llevar a cabo esta obra porqué no nos dijeron que no firmáramos el contrato y no pagáramos las cuotas", se queja Gladys, quien advirtió, además, que nadie la llamó para devolverle los $ 3.150 que pagó por la obra que ejecutarían bajo el proyecto AB3870A.

A pesar de que la obra se realizarán bajo las ordenanzas y reglamentaciones vigentes, ni el gobierno municipal ni el ENRAGAS intervino en defensa de estos pobres vecinos.

Un barrio olvidado con ganas de progresar

Los contribuyentes del barrio La Jovita consideran que aún viven "como cuando llegaron de España", ya que no tienen cloacas ni agua potable, gas y la mayoría de las calles siguen siendo de tierra.

"El municipio lo único que hace es cobrarnos los impuestos" se quejó Glayds Gauna, quien advirtió que muchos de los pobladores de la zona tampoco han logrado realizar la escritura de su casa.

La mujer expresó que "queremos que el barrio progrese, pero necesitamos que el municipio, la Provincia o la Nación nos den una mano".

Comentarios Facebook