jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Política
20 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Gobierno aceptó romper y la Superliga pasó a 2017

0
Comentarios


Otro día febril para el fútbol argentino con papelón incluido, ya que el nuevo y ambicioso proyecto quedó postergado. Desde la Casa Rosada advirtieron que los partidos se tienen que seguir viendo gratis hasta 2019.

El Gobierno aceptó romper y la Superliga pasó a 2017
Foto:

El gobierno nacional aceptó rescindir el contrato del "Fútbol para Todos" pero le pidió a la AFA conservar la gratuidad en la televisación de los partidos hasta 2019, según anunció el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis.

En la misma jornada y en lo que representó otro papelón de la dirigencia del fútbol argentino, la Superliga "no saldrá hasta el año que viene, ya que sus estatutos serán aprobados recién dentro de 90 días", confirmó el propuesto candidato a vicepresidente para ese organismo, el dirigente de Sarmiento Horacio Martignoni (vice del club de Junín).

El Gobierno aceptará la rescisión del contrato suscripto con la AFA por el programa Fútbol para Todos, pero planteará que la gente siga viendo los partidos por televisión abierta hasta 2019, según explicó Fernando De Andreis."Aceptamos el planteo que hace el 95 por ciento de los clubes de primera división y varios de la B Nacional, obviamente abriendo una instancia de diálogo que piden para evaluar los tiempos y la forma", puntualizó el secretario de Presidencia. No obstante, De Andreis remarcó que el gobierno nacional insistirá "para que hasta 2019 la gente siga viendo los partidos de la misma manera que hoy, sin tener que pagar costos adicionales".

De este modo, a la AFA se le abre la puerta para la renegociación de la venta de los derechos televisivos de los partidos de Primera y B Nacional, bien a través de una licitación, bien avanzando en la propuesta ya existente de la empresa estadounidense propiedad del multimillonario empresario Ted Turner, que ofreció la suma de 3.200 millones de pesos anuales.



      Embed

Sin Super, pero sale igual

En cuanto a la Superliga, la demora en la aprobación del estatutos obedece a que el mismo tendría que haberse presentado ante la Inspección General de Justicia (IGJ) como mínimo en mayo pasado, ya que su verificación reclama un período no inferior a los tres meses.

"Además, algunos dirigentes de otros clubes plantearon la posibilidad de organizar para este semestre un torneo corto, pero Sarmiento no es partidario de eso porque está involucrado en la lucha por la permanencia, y consideramos que un campeonato largo como el que está previsto es más justo, siempre manteniendo la consigna de cuatro descensos y dos ascensos desde la B Nacional", confió Martignoni. Es decir que lo único que faltará será la estructura de la Super Liga, pero en la práctica será un torneo de 30 equipos en Primera,todos contra todos a una rueda, con cuatro descensos y dos ascensos de la B Nacional.

De todas maneras ahora hay dudas por su fecha de comienzo, que inicialmente fue del 7 de agosto, luego pasó para el 12, más tarde para el 19, y anoche se barajó postergarla para el 26 de agosto. Si esto ocurre, los futbolistas completarán tres meses exactos de vacaciones desde que terminó justamente el también torneo anual anterior.



      Embed

Comentarios Facebook