jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
21 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En el primer semestre hubo 20 muertes en cárceles

0
Comentarios


Así lo revela un informe de la Procuración Penitenciaria de la Nación. La mayoría de los episodios de este año tuvieron lugar en unidades de máxima seguridad, con uso de armas blancas o suicidios.

En el primer semestre hubo 20 muertes en cárceles
Foto:

La Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) presentó su informe sobre las muertes bajo custodia, registradas en cárceles federales de todo el país, en el que se destaca la "persistencia de cifras elevadas, sobre todo en los casos ocurridos en situaciones violentas" desde que se lleva adelante este relevamiento, iniciado en 2009. Además, indicó que en el primer semestre de este año ya se dieron veinte hechos y buena parte de ellos, responden a heridos de gravedad de arma blanca o ahorcamientos.

"Los veinte fallecimientos registrados durante los primeros seis meses de este 2016, se encuentran dispersos en diez unidades penitenciarias federales. Sin embargo, quince de ellos se produjeron en unidades definidas como cárceles de máxima seguridad para varones adultos. Trece de estas veinte muertes, un 65 por ciento, ocurrieron en unidades penales, emplazados en el área metropolitana", puntualizó el documento.

De acuerdo al procesamiento de datos efectuados por especialistas de la PPN, se sostiene que "estos números explican el fenómeno de concentración y dispersión que se observa simultáneamente en la producción de las prácticas más violentas al interior del sistema penitenciario federal. Por un lado, la distribución de muertes en tantas cárceles diferentes, da cuenta de la existencia de hechos lesivos para la vida a lo largo y ancho del archipiélago carcelario. Por el otro, su mayor representación en ciertas prisiones evidencia la persistencia de ciertos establecimientos carcelarios como lugares especialmente violentos y restrictivos, donde se refuerzan y agravan las vulneraciones registradas en otros espacios".

A pesar de ello, destacan los "avances más significativos" en las actuaciones judiciales donde se investigan las responsabilidades por los fallecimientos bajo custodia. En tal sentido, se señaló que recientemente "la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín procesó a dos médicos que cumplían funciones para el Servicio Penitenciario Federal por el delito de "homicidio culposo", en la causa que investiga el fallecimiento de un detenido ocurrido en la cárcel de Marcos Paz".


LEA MÁS:

      Embed

La víctima había sido encontrada sin vida dentro de su celda el 17 de junio de 2014 y según las constancias obrantes en el expediente, el deceso fue causado por una insuficiencia respiratoria aguda, debido a una congestión y edema pulmonar.

Por otro lado, en la causa judicial en la que se investiga el incendio ocurrido en la cárcel de Ezeiza, causando la muerte de dos personas privadas de su libertad como consecuencia de las quemaduras e intoxicación sufridas, el Tribunal Oral Criminal Nº 4 de La Plata rechazó el pedido de tres acusados de suspender el juicio a prueba. En consecuencia, deberá proceder a expedirse respecto a la admisión de la prueba ofrecida por las partes, y la designación de fecha para la realización del juicio oral.

Cabe recordar que la Procuración Penitenciaria de la Nación registra, documenta e interviene ante cada muerte de detenidos bajo custodia del sistema penitenciario federal mediante la aplicación del Procedimiento para la Investigación y Documentación de Fallecimientos en Prisión. Sus objetivos son garantizar una investigación administrativa independiente y eficaz sobre las causas y circunstancias en que las muertes ocurren, a través de la inspección del lugar de los hechos, y la recuperación de las voces de familiares, allegados y otros detenidos, mediante entrevistas realizadas en las mayores condiciones de privacidad posible.

También indaga documentación judicial y administrativo- penitenciaria, y se apoya en dictámenes médicos y de profesionales de salud mental. Analiza por último la actuación judicial desplegada, para el control jurisdiccional de las condiciones en que la detención de la víctima se desarrolló, y para investigar luego eficazmente lo acontecido.

Además del reconocimiento de responsabilidades individuales en casos concretos, el registro estandarizado permite identificar continuidades, rupturas y emergentes que visibilizan la existencia de prácticas judiciales y penitenciarias regulares que provocan, como efecto de conjunto, la producción de muertes bajo custodia y su posterior impunidad.

      Embed


Comentarios Facebook