viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Policiales
21 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Justiciero reaccionó al ver maniatado a su padre

0
Comentarios


El hombre que mató de dos balazos a uno de los delincuentes que entraron a su casa, contó que su progenitor, jubilado, y la persona que lo cuida fueron golpeados. También dijo que efectuó cuatro disparos.

Justiciero reaccionó al ver maniatado a su padre
Foto:

El hombre que mató a uno de los jóvenes que entraron a robar a su casa de la localidad de Remedios de Escalada, contó que los delincuentes maniataron y golpearon a su padre y al hombre que lo cuida, al mismo tiempo, que detalló que disparó cuatro balazos con un arma prestada, dos de los cuales impactaron en la espalda del ladrón fallecido.

Si bien esto trascendió extraoficialmente, ahora el fiscal Gabriel Lo Schiavo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 7 de Lomas de Zamora, tiene previsto indagar al "justiciero", identificado como Julián Cortella (de 42 años y profesión comerciante), por el delito de "portación ilegal" de la pistola calibre 9 milímetros que utilizó en el hecho y que pertenecía a un amigo suyo que se la había prestado tiempo atrás.

Según se indicó, Cortella (quien continúa demorado) no tenía permiso para tener y portar armar, al tiempo que todo indica que actuó en su legítima defensa, aunque no descartan aún un exceso en la misma.

"Hay que esperar los resultados de distintos peritajes, entre ellos la autopsia al cuerpo del sospechoso fallecido, cuya identidad todavía no fue confirmada", se explicó, agregando que "en una primera revisión del cuerpo, los médicos advirtieron dos heridas de bala con orificio de entrada en la espalda del muerto".

Cabe recordar que el hecho se registró el último martes, en horas de la tarde, en una vivienda de la avenida Hipólito Yrigoyen, esquina Pedro Uriarte, e Remedios de Escalada, propiedad del padre del comerciante, identificado como Carlos Cortella (de 77 años).

En momentos en que el jubilado acababa de realizar tareas de jardinería en el frente de la vivienda y se encontraba junto a su cuidador terapéutico, fueron sorprendidos por los asaltantes.

De acuerdo al testimonio del asistente René Reynaldo Alarcón Vilca, algunos de los ladrones tenían armas de fuego y otros armas blancas, además que primero maniataron al septuagenario y lo llevaron a la planta alta. Luego, los delincuentes lo golpearon y maniataron, para encerrarlo en el garaje y empezar a sustraer elementos de valor.

En esas circunstancias, arribó a la casa Cortella hijo, acompañado de su novia, y al ver que dos delincuentes aún estaban dentro de la vivienda fue hasta su habitación y tomó la pistola que le había prestado su amigo.

Al parecer, los delincuentes le gatillaron al comerciante primero pero los tiros no salieron, por lo que Cortella disparó su pistola para que abandonaran el lugar.

Tras los tiros, los asaltantes huyeron a la carrera, pero uno de ellos cayó muerto a unos 50 metros, sobre la avenida Yrigoyen.
      Embed


Comentarios Facebook