viernes 2.12.2016 - Actualizado hace
Juegos Olímpicos
21 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Quiénes son las dos atletas rusas que podrían ir a Río

0
Comentarios


Yuliya Stepanova reveló los métodos antidopaje que derivaron en las sanciones. Darya Klishina entrena en Estados Unidos. Ambas estarían en los Juegos Olímpicos como deportistas neutrales. En Rusia sufrieron el rechazo y fueron tratadas como “Judas” y “conspiradoras de los nazis”

Quiénes son las dos atletas rusas que podrían ir a Río
Foto:

El escándalo por la manipulación de muestra para evitar el doping de sus deportistas movió los cimientos de la Federación Rusia y más aún con el rechazo del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) a las apelaciones presentadas. Son 67 los atletas que se quedaron afuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y ese número puede aumentar si el domingo el Comité Olímpico Internacional (COI) confirma la suspensión a toda la delegación. Sin embargo, Yuliya Stepanova y Darya Klishina se encuentra fuera de ese radio, aunque no alejadas del escándalo: podrían participar como independientes y neutrales, aunque sufren el fuerte rechazo de las autoridades rusas.

Stepanova, fondista en 800 metros, y su marido Vitali Stepanov fueron  el desencadenante de uno de los máximos escándalos del deporte mundial. Denunciaron la existencia de un entramado oculto en los laboratorios del país que tenían el objetivo de manipular las muestra de sangre y orina de los deportistas, amparados por una red de funcionarios.

      Embed

Sin embargo, lejos de las felicitaciones populares, recibieron insultos y amenazas que se hicieron constantes, incluso la atleta fue llamada "Judas" por el presidente Vladimir Putin.

"Durante el último tiempo nos hemos mudado siete veces", contó su marido Vitali.

Amparada por la regla 22.1ª, tras la decisión de la Junta de Revisión de Dopaje de la Federación internacional de atletismo (IAAF), y por colaborar en mantener un "deporte limpio", podrá viajar hacia Brasil para competir como "independiente y neutral".

El mismo infierno vive la saltadora en longitud Klishina, a quien la trataron en más de una ocasión como "conspiradora de los nazis" y "traidora de la patria".

En su cuenta de Facebook agradeció a todo su equipo y a la IAAF, la entidad que le cerró las puertas a los atletas, y le llovieron agravios.

Pero ella no denunció, sino que al entrenar en Estados Unidos, lejos de los laboratorios de la polémica, y analiza la posibilidad que obtuvo Stepanova, que deberá ser aprobada por el COI.

"Ahora me encuentro bajo presión y una creciente atención, lo que no es siempre positivo. Así que, mi situación ahora es mucho peor que ayer", comentó, y agregó que habría sido "feliz" si sus compañeros hubieran podido estar en agosto con ella.


      Embed

      Embed


Comentarios Facebook