sábado 10.12.2016 - Actualizado hace
Cocina
24 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Mucho más que aburridos purés

Marcela Korzeniewski
0
Comentarios
Por Marcela Korzeniewski


Cuando se trata de cocinar para los más chicos, generalmente se cae en aburridos purés de calabaza, de batata, de zanahoria. Sin embargo, se pueden incorporar de a poco, platos más nutritivos y ricos. La cocinera Juliana López May trabajó con nutricionistas para el armado de recetas que son fáciles, sencillas y ricas, y aconseja no agregarle ni sal ni azúcar a las comidas de los más chicos. "Comer es un acto de amor total, se trata de educación", dice la cocinera.

Mucho más que aburridos purés
Foto:

No es nada fácil ser creativos en la comida de todos los días. Mucho menos cuando se trata de la alimentación de los bebés y el menú oscila tímidamente entre los aburridos puré de calabaza, puré de batata, puré de zanahoria, puré de manzana o puré de pera, etc.

Si bien está siempre el pediatra guiando los alimentos que se pueden ir incorporando de a poco, es posible realizar platos un poco más nutritivos y ricos que las papillas a base de harina de maíz o de sémola.

Se tiende a pensar que la alimentación inicial de los bebés no tiene que estar relacionada con sabores ricos sino que se le da prioridad a que sean de fácil deglución y lo más sencillos posibles. Pero se puede ir formando el paladar de los bebés con ingredientes más variados y saludables. Es el objetivo del ciclo "Nutriacademia por el país" organizado por Nutricia Bagó y que ofrece charlas gratuitas y clases de cocina saludable por todo el país y del que forma parte de la reconocida cocinera Juliana López May: "La empresa lanzó una nueva línea de cereales y me convocaron para crear recetas a partir de esos cereales, enseñando a las mamás a cocinar distintos y variado. Hago recetas orientadas a las primeras comidas desde los 6 meses de vida hasta el año y medio", explica la cocinera.

LEA MÁS:

      Embed

Además de la elaboración de las recetas, Juliana brindó clases de cocina para los más pequeños y en ese mismo evento, el Dr. Jorge César Martínez, médico pediatra-neonatólogo, miembro del Grupo de Expertos en Seguridad del Paciente de la Organización Mundial de la Salud, señaló la importancia de una correcta nutrición temprana y del rol de las madres como los mejores agentes preventivos para el futuro de los hijos: "Las madres tienen el poder de cambiar el mundo", señaló.

Nutriacademia por el país desembarcó en Buenos Aires para continuar por Santa Fe y luego recorrer las ciudades más importantes del país. En cada lugar, se elaboran platos con ingredientes típicos de la zona y los asistentes a las charlas reciben material didáctico. Teniendo en cuenta los productos de distintas zonas del país fue que Juliana López May elaboró unas deliciosas croquetas de quinoa que pueden consumir los bebés a partir del octavo mes de vida. La quinoa es considerada un "super alimento". Se trata de un producto ancestral y milenario ya que las civilizaciones precolombinas la conocen desde hace 7000 años y la consideraban un "cereal sagrado".

Fue un alimento clave en la alimentación de las civilizaciones Azteca, Maya e Inca. Posee los 10 aminoácidos esenciales para el ser humano. Esto la convierte en un producto único y saludable por ser una poderosa fuente vegetal de proteínas. Además, posee lisina, uno de los aminoácidos esenciales que suelen escasear en los alimentos de origen vegetal. También es rica en hierro, fósforo y potasio. El promedio de proteínas en el grano es de 16%, mucho más que las que posee cualquier otro cereal.

Las recetas de esta nota no llevan sal ni azúcar. "Recomendamos no agregar sal ni azúcar a las comidas de los chicos y que no coman frutillas ni semillas hasta el año. Trabajé con nutricionistas para el armado de las recetas. De este trabajo en conjunto surgieron recetas fáciles, sencillas y ricas como panquequitos con frutas, croquetas de verduras, lentejas con cereal, puré con cereales, licuados con cereales", señala López May.

Para ella, la cocina forma parte de un ritual muy importante donde padres e hijos viven un momento en familia: "Me preocupa mucho la cantidad de padres que les dan las tablets a los chicos para que no los hinchen a la hora de comer. Comer es un acto de amor total. No es que los chicos son un ente extraterreste. Se trata de educación. Vos educás a los chicos para que no griten, para que saluden, y también para que coman bien", concluye.

      Embed


Comentarios Facebook