jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
23 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rattín, a 50 años de su mítica expulsión: "Quiero volver a Wembley"

Alberto Ballestero
0
Comentarios
Por Alberto Ballestero


El Rata recordó junto a DIARIO POPULAR la tarde en que luego de ver la tarjeta roja, y ante miles de ingleses, estrujó un banderín con la insignia británica.

Rattín, a 50 años de su mítica expulsión: Quiero volver a Wembley
Foto:

"La pucha, 50 años, ¡como pasaron! Ya no se debe acordar nadie... Tendría ganas de volver a Wembley". Antonio Ubaldo Rattín, entonces crack xeneize, fue protagonista central de aquél partido por cuartos de final del Mundial de Inglaterra 1966 ante los dueños de casa. El caudillo boquense era el capitán de aquella Selección que cayó derrotada 1-0 tras un juego tan polémico como escandaloso por su expulsión.

En la confitería Vicente López, de la ciudad homónima, el Rata es uno más del paisaje. Cuando advierten su figura, lo saludan todos. Y cuando se sienta en la mesa, además de quejarse 'por el batifondo que hay', recuerda ante DIARIO POPULAR con gran precisión aquel partido. "Por orden alfabético me tocó la 10, me sentí raro, porque ese es el número que está reservado para los mejores"', acota sonriente. Nadie sabrá jamás qué es lo que hubiese pasado si no se daba su expulsión. Pero lo cierto es que con más de un tiempo con uno de menos, Argentina aguantó casi hasta el final.


-¿Cree que podrían haber salido campeones?
-Tranquilamente. De los ocho que quedamos para los cuartos de final salvo Alemania, a la que habíamos enfrentado y Beckenbauer había seguido a Ermindo Onega por toda la cancha, el resto éramos todos parejos. Brasil ya estaba eliminado. Entramos quintos porque lo de mi expulsión estaba preparado. No teníamos miedo de jugar contra Alemania, a revés, Nos respetaban todos. Hay que tener en cuenta que ese fue el último mundial sin satélite. A partir del siguiente Mundial se veían los partidos en directo y a partir de allí, los árbitros se debieron cuidar más. Desde ese momento se empezaron a usar las tarjetas. El sorteo para los cuartos de final se hizo media hora antes de lo previsto y cuando llegaron los delegados argentino y uruguayo ya habían designado a un alemán para el partido nuestro y a un inglés para el partido de Uruguay con Alemania. ¡No hubo sorteo un carajo! Los pusieron a dedo.


-¿Por qué lo expulsan a usted?
-Era el capitán y pedí un intérprete, porque vi que el alemán (N de la R: Kreitlen) cobraba todo para ellos, cualquier cosa, mancha y pedí un intérprete. Le mostraba la cinta de capitán. Roma se la da a Marzolini y me arrimo y le pido un intérprete y me dice ¡fuera! Mis compañeros lo rodearon y el partido estuvo suspendido 25 minutos, no aceptaban mi expulsión porque yo no había hecho nada. Vienen los dirigentes de FIFA y el árbitro le dice que yo había sido expulsado. Me voy, no me quedó otra cosa.


¿Por qué después de generó el escándalo?
-La reina no estaba porque solamente presenció el partido inaugural y la final. Yo me siento en la alfombra que era de ella y me quedo unos seis minutos. Me levanto y me acompañaba el utilero. Me voy para el vestuario. Los ingleses me tiraban chocolate aireado. Yo los abría, comía un pedacito y se los tiraba. Voy por el pasillo hacia el vestuario, porque Wembley no tenía túnel y cuando llego al banderín del córner, retuerzo la bandera inglesa y los putee. Ellos no entendían pero se dieron cuenta igual y me empezaron a tirar latas de cerveza llenas. Allí corro al vestuario.

      Rattin Santiago Viana (2).JPG


-¿Por qué entonces usted habla bien de los ingleses?
-Porque fuera de ello me trataron bien. Al día siguiente vamos a las grandes tiendas Harrods Gath y Chavez. Todos estaban indignados, El del taxi no me cobró. En la tienda todo se paralizó. Me pidieron autógrafos y nos sacaban fotos.

Los despidió Illia y luego lo derrocaron
Esa experiencia tuvo una previa que giró entre la angustia y la curiosidad y otro 'detalle' al llegar de regreso a La Argentina. Primero, el Rata rememora que "Cuando salimos, fuimos en el nuevo Comet 4 de Aerolíneas Argentinas, recién habían salido los Jet. Pero el avión se empezó a mover y yo empecé a putear de lo lindo y al lado mío estaba Silvio (Marzolini) que decía 'perdonalo Señor, que está nervioso'. Y yo le contesté '¡Qué nervioso ni que pelotas, esto se viene abajo! Por suerte zafamos.

      Embed


Luego, llegó la gira anterior al Mundial, en donde la Selección jugó un partido en Dinamarca, uno en Italia y dos en Austria. Uno de ellos, ante un combinado conformado por militares y policías. Rattín comentó que "En Austria, estábamos en una confitería y me pongo en el bolsillo un cenicero usado. Me llamó un guardia, me hace señas, le dije a mis compañeros que me había choreado un cenicero, me mete en la oficina y con señas me pidió que le entregara el cenicero, y se lo dí. Me hizo esperar y me trajo uno nuevo con la caja y todo. Cuando salimos, los muchachos me preguntan que había pasado y les dije ¡me lo cambió por uno nuevo!"


Por último recuerda que 'antes de viajar fuimos a visitar al presidente Illia a la Casa de Gobierno, todos hechos una pinturita, con el uniforme de la AFA. Pero cuando volvimos, nos enteramos que lo habían derrocado y el que nos recibió fue Onganía. A mi Perón me había regalado un cuadro antes del Mundial'

      Rattin Santiago Viana (3).JPG


El recuerdo de DIARIO POPULAR:

Fue el 23 de julio de 1966 en el mítico estadio de Wembley en Londres. Inglaterra era el 'caballo del comisario' y quedó claro dentro del campo de juego. Los británicos, que finalmente serían campeones, derrotaron 1-0 a la Argentina en el polémico y escandaloso partido de cuartos de final.

La expulsión de Rattín a los 33 minutos del primer tiempo, por parte del árbitro alemán Rudolf Kreitlen, inclinó definitivamente la historia del encuentro y entonces los medios argentinos hablaron de 'despojo' y se calificó al equipo albiceleste como 'campeón moral', luego de que los hinchas pudiesen ver las escenas de esa eliminación un par de días después de ocurrida, ya que por en esos tiempos no había transmisión por satélite y las circunstancias se siguieron de manera diferida por Canal 2.

En el partido ante Inglaterra, Argentina, fiel a la estrategia del 'Toto' Lorenzo, formado en la escuela italiana, salió con un esquema defensivo.

Ermindo Onega, el creador del equipo, recibió la implacable marca de Norbert 'Nobbie' Steiles, un jugador del Manchester United. Sólo se registró una llegada del equipo nacional a la última línea inglesa con una solitaria incursión de Oscar Más. Rattin repitió sus protestas a Kreitlen en cada intervención fuerte de los locales y en el minuto 33 del primer tiempo, una entrada de Roberto Perfumo motivó su reclamo y el árbitro lo advirtió. Rattin se acercó a Kreitlen, volvió a cuestionarlo y fue expulsado.

En el segundo tiempo de aquel cotejo, los ingleses abrumaron con sus centros a la defensa argentina hasta que Geoff Hurst pudo vencer la valla defendida por Antonio Roma con certero cabezazo. Al finalizar el encuentro, varios jugadores argentinos, titulares y suplentes, se abalanzaron con sus protestas sobre el árbitro que tuvo que retirarse con una fuerte custodia policial.

"La brillante campaña realizada en base a coraje y espíritu de lucha los hace acreedores al jubiloso recibimiento del pueblo y el gobierno de la Patria", afirmó el dictador Juan Carlos Onganía al regreso del plantel albiceleste.

      Embed


Comentarios Facebook