domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
23 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Intentan frenar robos y pedradas en la autopista

0
Comentarios


Son considerados dos sectores “críticos” por la gran cantidad de automovilistas que sufrieron ataques, algunos por parte de jóvenes que luego se esconden y otros en manos de delincuentes que buscan que los vehículos se detengan.

Intentan  frenar robos y pedradas en la autopista
Foto:

Para evitar pedradas y robos, la empresa Aubasa colocó vallas antivandálicas en la autopista Buenos Aires-La Plata a la altura de Quilmes y Bernal, considerados dos sectores "críticos" en los que, frecuentemente, los automovilistas son atacados desde los márgenes de la traza.

Se trata de "mallas de contención" colocadas en el kilómetro 6,5 en sentido a La Plata y en el tramo que va del kilómetro 18 al 20, aunque, según la empresa, en este caso "no va entera, sino en tres tramos cortos".

Fuentes de la concesionaria detallaron que las mallas consisten en una "estructura de red antigranizo de poliéster", una media sombra 'reforzada de 5 hilos de material plástico" que no dificulta la visión del automovilista.

Las primeras tres mallas para proteger a los usuarios habían sido colocadas por la anterior gestión: una en el peaje de Dock Sud, mano a La Plata; y otras dos a la altura de la salida de Quilmes, una en cada sentido. Además, para evitar también el ataque de personas que arrojan pedradas a los automovilistas, se reforzó la presencia de puestos fijos de vigilancia policial.

Robo o vandalismo

Los tramos más complicados son los de Avellaneda, Quilmes y la bajada La Plata. Allí, las pedradas a los vehículos, muchas con fines de robo, se vienen repitiendo desde hace varios años. 

A lo largo de los 55 kilómetros de la traza La Plata - Buenos Aires, se registraron numerosos episodios violentos con piedras, algunos de los cuales han tenido consecuencias dramáticas, ya que los ataques terminaron con conductores, acompañantes o pasajeros alcanzados por los proyectiles y lesionados.

En la mayoría de los casos se trata de ataques cometidos por menores que luego huyen. En otros, por delincuentes que buscan que los automovilistas frenen para robarles.

Tags

Comentarios Facebook