martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Policiales
24 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Fue a bailar y terminó siendo víctima de un rapto

0
Comentarios


Un joven de 15 años fue secuestrado en la puerta de un boliche de Escobar -al que no dejaron entrar por ser menor- y liberado tras el pago de 10 mil pesos y la entrega de un televisor LCD. Lo dejaron en un basural.

Fue a bailar y terminó siendo víctima de un rapto
Foto:

Un adolescente de 15 años fue secuestrado en la puerta de un boliche del partido de Escobar y luego liberado tras el pago de un rescate de 10.000 pesos y un televisor LCD, que fue entregado por el padre de la víctima.

Todo comenzó ayer, a la 1.30 de la madrugada, cuando el chico se reunió con unos amigos a pocas cuadras de su casa, en la localidad de General Pacheco para comer pizzas y luego ir a bailar a un boliche ubicado sobre la colectora de la autopista Panamericana, en Escobar.

No obstante, al ser menor de edad no lo dejaron entrar, se quedó solo en la puerta y en un momento fue sorprendido por un sujeto, que le puso un arma a la altura de la cintura y se lo llevó caminando, amenazándolo de muerte.

El captor se comunicó, alrededor de las 3, con el padre del chico, Gerardo Leonarduzzi (que trabaja como locutor en una radio zonal de General Pacheco), al que le exigió una suma de dinero y costosos electrodomésticos para liberarlo sano y salvo.

A pesar de la extrema tensión del momento, el hombre entonces dio aviso a la Policía, recibiendo la instrucción de "negociar" lo solicitado por el secuestrador, a los efectos de preservar la vida de la víctima.

"El delincuente, para entregarme a mi hijo, me pidió diez mil pesos, un televisor LCD de 32 pulgadas, un arma de fuego, y que llevara todo a un descampado que es usado por los vecinos como basural, a 300 metros de la estación de trenes de Garín", contó Leonarduzzi.

De todas maneras, el hombre le pidió al captor que le diera una señal de su hijo para saber que se trataba de él y no era un engaño, y luego de corroborarlo, pactó la entrega del rescate en la zona señalada, sin la presencia de la Policía.

"Le dije a mi hijo que me diera su número de documento, su fecha de nacimiento y qué nombre tenía nuestro perro para sacarme la duda de que no era un secuestro virtual, pero rápidamente comprobé que era él", contó.

      Embed


El pago del rescate se hizo, tras las indicaciones de los investigadores, en el campo señalado, el cual es lindero a una villa de emergencia, tiene un enorme basural y funciona como "cementerio" de autos quemados y destruidos.

"Tomé coraje y me metí en el campo para buscar a mi hijo. Llevé el dinero y el televisor solicitado y vi al delincuente que aparentemente estaba solo", contó Leonarduzzi, que halló al chico, abajo de un auto que estaba dado vuelta, quemado y abandonado.

"Le dio una jarra de jugo"

Mientras tanto, vio que el captor tomó el rescate y se perdió en entre los pasillos del asentamiento. De inmediato, una brigada policial salió en su búsqueda, pero no lograron encontrarlo. "Yo creo que es de ahí porque le trajo a mi hijo una jarra de jugo mientras lo tenía cautivo", agregó el padre de la víctima.

Por su parte, María del Carmen, madre del adolescente, dijo que a su hijo lo ataron de pies y manos con la tira de su propia mochila cuando lo capturaron y también lo golpearon.

"Le pegaron culatazos en la cabeza y lo tuvieron debajo del coche quemado, oculto por unas horas. Se lo lleva el delincuente porque al boliche no lo dejaron entrar porque es menor y quedó solo en la vereda", sostuvo.

      Embed


Comentarios Facebook