miércoles 28.09.2016 - Actualizado hace
Policiales
26 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Un joven está grave luego de una paliza de patovicas

0
Comentarios


El nuevo caso se dio en un boliche de Florencio Varela y tiene como víctima a Lucas Sáez, quien se encuentra en terapia intensiva, con respirador. Sus familiares denunciaron el ataque.

  Un joven está grave luego  de una paliza de patovicas
Así quedó Lucas Sáez luego de la brutal golpiza que recibió de patovicas.
Foto:

Un joven de 23 años permanecía anoche internado en grave estado luego de recibir una salvaje golpiza por parte de patovicas en un boliche de la localidad bonaerense de Florencio Varela, según denunciaron familiares y amigos del agredido.

El brutal episodio se suma al ocurrido también este fin de semana en un boliche de Palermo, donde los patovicas golpearon a otro joven que, tras la agresión, tuvo que ser internado en grave estado, y desde la asociación Civil Martín Castellucci se alerta que hay un caso de violencia extrema, con pibes heridos de gravedad o directamente fallecidos, en discotecas cada semana.

El nuevo caso conocido tiene como víctima a Lucas Sáez, quien se encuentra internado en terapia intensiva, con respirador artificial tras un hecho que tuvo lugar este fin de semana en el boliche D-One, ubicado sobre la Ruta 36, entre Arrecifes y El Salto, en el partido de Florencio Varela.

Familiares y amigos de la víctima denunciaron que el joven fue salvajemente agredido por patovicas dentro del boliche.

Débora, hermana de Lucas, aseguró que "los patovicas se lo llevaron para atrás, donde no hay cámaras, ahí lo golpearon mucho, lo dejaron tirado inconsciente".

"Está en terapia intensiva, con respirador, está mal, tiene 23 años. Es tremendo lo que hicieron con mi hermano", indicó.

La joven afirmó que su hermano "nunca salió del boliche, los amigos lo esperaban y el jamás salió".

En la misma línea se manifestó Walter, amigo del joven agredido y que también estuvo en el lugar, quien aseguró: "Lucas jamás salió del boliche, a mí me sacaron. Nos separaron los patovicas dentro del boliche".

"Primero eran tres patovicas, después tiraron luces con los laser y aparecieron un montón, nos separaron, nos golpearon, a mí me sacaron por adelante, a Lucas no lo dejaron salir", dijo.

Asimismo, Alicia, madre del muchacho, se mostró desesperada por la situación, relatando que el joven "fue víctima de una verdadera salvajada, porque le pegaron sin ninguna razón, más que arruinarle la vida", precisando que "no abre los ojos, no reacciona, está en estado crítico, y todo por estos insensibles que no merecen llamarse humanos".

"Mi hijo llegó al Hospital Evita Pueblo por una ambulancia privada que alguien convocó. Lo encontraron desvanecido y tirado en Berazategui, pero el ataque fue en Varela. La policía dice que es muy extraño. Pido que investiguen a fondo. Le dieron una golpiza imperdonable, es gente muy peligrosa. Llegó casi sin vida al hospital. Tiene múltiples fracturas", señaló la mujer en declaraciones periodísticas.

Acerca del tema, Oscar Castellucci, padre de un joven asesinado por un patovica y propulsor de la ley nacional que exige regular la actividad de los empleados de seguridad en boliches, reveló que "en el país cada semana un pibe muere o resulta masacrado a golpes en las discotecas", y puntualizó que "lamentablemente se juega con la vida de los chicos, ya que no se controla el accionar de los violentos que trabajan en los locales nocturnos'.


EL MENSAJE EN FACEBOOK DE CASTELLUCCI

      Embed


En su cuenta de la red social Facebook, Castelucci contó que fue notificado del caso por la propia madre del chico atacado. "No puedo parar de preguntarme ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo tendré que recibir mensajes como éste? 'Hola! Soy la mamá de Lucas Sáez, el chico que los patovicas dejaron al borde de la muerte -ahora está luchando por su vida-, en el boliche D-One de Florencio Varela. Estoy desolada. Quiero justicia' Casi diez años de trabajo cotidiano en este tema. Una ley nacional. Leyes provinciales. Organismos públicos nacionales y provinciales creados. Centenares de reuniones con funcionarios. Registros. Centros de formación. La memoria de Martín ¿Qué le digo ahora a esta mamá en cuyo dolor me veo reflejado?", escribió.

Alicia, asimismo, dijo a los medios que "la cara desfigurada, las fracturas por todos lados, su imposibilidad de reaccionar, hablan de un ataque despiadado, hecho por personas sin corazón, que tienen que estar detenidos, porque en cualquier momento vuelven a repetirlo, arruinando vidas y familias".
      Embed


Comentarios Facebook