sábado 1.10.2016 - Actualizado hace
Teatro
27 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Camarín del Teatro: La historia de Ana Alvarado

0
Comentarios


El Camarín del Teatro: La historia de Ana Alvarado
Foto:

La dramaturga, titiritera y directora Ana Alvarado diseña una programación de calidad para las vacaciones de invierno, capaz de acercar el lenguaje de los títeres y los objetos a diferentes obras que pueden verse hasta el domingo, a las 16 y a precios populares en el teatro Del Borde (Chile 630, Capital). 


Alvarado fue una de las fundadoras de la compañía El Periférico de Objetos, responsable de puestas renovadoras de la escena local como "Zooedipous", donde fue actriz y codirectora junto a Emilio García Wehbi y Daniel Veronese en 1998, e integró el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, a cargo de Adelaida Mangani, en el que cumplió roles de autora, realizadora e intérprete. Sola no Eres Nadie, el intenso unipersonal protagonizado por Mariano Mazzei la encuentra en su rol de directora, mientras que escribió la delicada trama de Anatolia, una propuesta para chicos, dos piezas actualmente en cartel. 

"Las obras más atractivas incluyen los 'mensajes' poéticamente dentro de la trama y de la dramaturgia escénica, sin que eso sea lo más evidente", define la creadora y cuando se le pregunta: ¿Qué factores tiene en cuenta a la hora de diseñar una grilla teatral para las vacaciones de los chicos?, responde: "Tengo mucho vínculo con el universo de los títeres, con el teatro de objetos, de modo que en este caso la selección se inició por allí: son opciones de artistas titiriteros con probada carrera profesional, quienes investigan temáticas y procedimientos con el pensamiento puesto en la infancia, y a ese grupo le sumamos a los actores de la Compañía del Revés que trabajan con varios recursos y muchísimo humor". 

Luego: ¿Son espectáculos pensados para la familia, o están destinados a niños de una edad determinada? Alvarado: "Las propuestas están diseñadas para el grupo familiar, pero sin perder de vista que un espectáculo para interesar a los chicos necesita tener una dinámica precisa, que se expresa en escenas de corta duración con cambios frecuentes, partiendo desde una buena historia dotada de bellas imágenes, junto a una sonorización o a una música acorde. De todos modos, La Historia de Maribel que puede verse los miércoles y Qué Julepe (una de Ratones), que hace función los jueves, son más aptos para los más chiquitos". 

A continuación: ¿Qué factor considera imprescindible en una obra para chicos, más allá del despliegue escenográfico o técnico de varias puestas actuales? Su respuesta: "La historia es fundamental y no debe perderse, escribo teatro para niños y postulo esto. Las obras más atractivas dejan mensaje sin que eso sea lo más evidente, lo incluyen poéticamente dentro de la trama y de la dramaturgia escénica, como en el caso de Príncipes otra Historia de Amor (domingo) que cuenta una historia de príncipes y princesas en busca de la igualdad en el amor y la diversidad. 

Tras cartón: ¿Qué le aportan hoy los títeres a las puestas? Alvarado: "Los títeres generan una gran atracción y empatía en el público general y los niños, en particular. Normalmente encarnan a tiernos y perdedores aventureros con una forma cercana a la humana, pero enrarecida graciosamente".
      Embed

Comentarios Facebook