jueves 29.09.2016 - Actualizado hace
Deportes
28 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Karsten y Pizzo, de Quilmes a Río sin escalas

Mariela Delay
0
Comentarios
Por Mariela Delay


Las deportistas representarán a la región en el bautismo de oro que afrontará la selección nacional femenina que dirige Eduardo Peruchena. “Están los doce mejores del planeta y vamos a pelearle de igual a igual a cualquiera”, coinciden.

Karsten y Pizzo, de Quilmes a Río sin escalas
Foto:

Si bien hay un salto generacional entre ambas, tanto Elke Karsten como Manuela Pizzo vivirán una emoción única en sus vidas cuando el 5 de agosto se encienda el pebetero en Río de Janeiro: el primer Juego Olímpico.

Las quilmeñas, forjadas en el club Asociación Alemana de Quilmes y Don Bosco, hicieron su camino en el handball jugando en la Liga de Honor y cumplieron con su sueño de jugar en el exterior, por lo que ahora ven por un pez más gordo y con la camiseta de la Selección Argentina, La Garra, que dirige Eduardo Peruchena.

Por el lado de Karsten, la jugadora de 21 años y actualmente en el Málaga de España, tiene la ilusión de toda veinteañera con su primera participación en la cita ecuménica y no es para menos: fue uno de los grandes descubrimientos desde las categorías Junior, y con un buen nivel fue creciendo a lo largo del tiempo.

Un sueño cumplido para ambas

"Siento mucho orgullo y felicidad por poder participar de estos Juegos Olímpicos, es algo increíble para cualquier deportista, un sueño cumplido. El camino para llegar fue muy duro para el grupo: perdimos el partido clave en los Juegos Panamericanos de Toronto contra Cuba que nos daba casi la clasificación, pero gracias a que ganamos por una buena diferencia de gol a Uruguay y Chile, nos dio el pase a unas semis ante México, que fue accesible", sostuvo emocionada la jugadora en diálogo con este medio.

Por su parte, Pizzo, de 25 años y próxima jugadora del handball francés, también es quilmeña y disfruta con mucha felicidad este momento: "Fue una convocatoria muy especial para mi, representar al país así es algo re lindo. Mi familia, mis amigos y mi novio están felices por mis logros, porque saben que en Río voy a cumplir mi sueño y con ellos alentándome desde las tribunas".

Ambas coinciden que desde Quilmes, la respuesta a la citación a La Garra, fue lo mejor que le pudo haber pasado al handball de la región en el último tiempo: "En nuestros clubes de nacimiento nos felicitan y nos dicen que sienten alegría y orgullo que en la ciudad haya dos representantes en la selección femenina, e igual le debe pasar con los Gladiadores a Leo Querín", manifestó Pizzo, una de las referentes que tiene el plantel de Peruchena.

Dentro de la elite de la disciplina

Sobre el fixture que les tocará, el Grupo A, donde se medirán ante Francia (campeón mundial), Dinamarca, Croacia, Túnez y Qatar (campeón asiático y subcampeón mundial), Elke opinó: "Es complicado pero lo esperábamos así. están los mejores equipos del mundo, pero dentro de todo no jugamos contra los Europeos más fuertes".

En este marco, Pizzo agregó: "Va a ser un torneo muy lindo e importante, voy a nutrirme de las vivencias de grandes deportistas de Argentina y del mundo. Con respecto al fixture, sabemos que están los doce mejores de todo el planeta, pero nos enfocamos mucho y vamos a pelearle de igual a igual a cualquiera de los de nuestra zona".

Por último, valoran la clasificación del handball femenino a Río como un verdadero hito: "Estamos felices de haber cumplido el objetivo de clasificar no solo por este grupo de chicas, sino por toda la comunidad del handball, esto es un logro para todo el deporte argentino", sintetizó Pizzo, mientras que Karsten remató: "Será una experiencia única e increíble, de solo ponerme a pensar en la ceremonia inaugural, se me pone la piel de gallina"

      Embed



Comentarios Facebook