martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Política
28 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El día que Maradona jugó para Macri y contra Tinelli

José Di Mauro
0
Comentarios
Por José Di Mauro


Ocurrió hace más de dos décadas, en uno de los clásicos picados que el actual presidente organizaba contra otros equipos en su quinta Los Abrojos. Diego metió la cola y la cosa casi termina mal...

El día que Maradona jugó para Macri y contra Tinelli
Vista aérea de Los Abrojos, la quinta del Presidente
Foto:

Durante estos días de "cortocircuito" entre el Presidente y Marcelo Tinelli, desde el gobierno se cansaron de insistir con la "amistad de años" entre ambos. En efecto, la relación llega hasta principios de los '90, y como toda amistad, tuvo momentos buenos y de los otros.

El peor debe haber sido cuando el entonces candidato presidencial de Cambiemos vio cómo Daniel Scioli cerraba virtualmente su campaña desde la pantalla caliente de ShowMatch. El enojo le duró a Macri un buen tiempo y se encargó ya de pasar las facturas correspondientes.

Previamente, el conductor se había dado el lujo de reunir en el piso a los tres principales candidatos presidenciales, privilegiando nuevamente al del FpV. Sin embargo el entonces jefe de Gobierno porteño aclaró que no se había sentido minimizado y en una recorrida de campaña a la que asistió DIARIO POPULAR, entre otros medios, destacó la añeja amistad que tenía "con Marcelo". En su quinta de la localidad de Malvinas, donde aún hoy pasa los fines de semana, contó una anécdota con el conductor, que había tenido lugar precisamente en la cancha de fútbol de ese predio.

Macri todavía no era presidente de Boca, ni Tinelli la estrella en la que se convertiría en poco tiempo, aunque ya brillaba al frente de VideoMatch. Los desafíos en la cancha profesional de la quinta Los Abrojos eran un clásico, y esa vez era entre el equipo de VideoMatch y el de Macri, quien vio con sorpresa que al iniciarse el partido el elenco del programa estaba en el banco y sus lugares eran ocupados por integrantes de la tercera de Chacarita. De VideoMatch sólo jugaban Tinelli y Gonzalo Bonadeo en el arco.

Previsiblemente el "paseo" fue memorable, recuerda Macri.

Pero ya dijimos que los partidos de fútbol eran un clásico en esa quinta por la que desfilaban deportistas, actores, políticos y empresarios. Uno más conocido que el otro. Y quiso el destino que llegara nada menos que Diego Maradona cuando el partido ya estaba 3 a 0 para VideoMatch. "Esto no puede ser, Mauricio, esto hay que arreglarlo", le dijo al descorazonado dueño de casa, y enfiló para el vestuario.

Cuando Diego salió a la cancha, Tinelli reaccionó indignado, recuerda Macri, pero nadie se animó a impedir el ingreso del Diez, que a los pocos minutos edificó "un jugadón" para el descuento. El 3 a 2 fue un golazo típico de Maradona y el empate lo consiguió el propio Diego de tiro libre, ante las airadas quejas de Marcelo. "El árbitro lo terminó antes, porque los ánimos estaban caldeados", recordaba Macri riendo, ese día en el que llegar a la presidencia seguía siendo un sueño.

      Embed


Comentarios Facebook