martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Política
29 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Enemistado con Tinelli, Lammens apunta a la Ciudad con la venia del PRO

0
Comentarios


El presidente de San Lorenzo evalúa postularse en las elecciones legislativas de 2017 desde un nuevo espacio progresista para minar el liderazgo opositor de Martín Lousteau. La jugada cuenta con el aval de Horacio Rodríguez Larreta. Su pelea con el conductor y el futuro azulgrana

Enemistado con Tinelli, Lammens apunta a la Ciudad con la venia del PRO
Foto: Daniel Vides / NA
Foto:

Ir por un nuevo mandato en San Lorenzo o dejarle el lugar a otros protagonistas de su agrupación. Acelerar la construcción de un nuevo espacio político en la Ciudad de Buenos Aires o aguardar hasta 2019 para dar el salto. En la cabeza de Matías Lammens, presidente azulgrana, conviven ambos dilemas, los cuales deberá comenzar a resolver en los próximos meses.

Su relación con Marcelo Tinelli, vicepresidente de la institución, ya no es lo que era. La disputa por el manejo de la AFA, primero, y de la Superliga, después, terminaron por profundizar la desconfianza del conductor hacia quien fue su ahijado político en el club de Boedo.

Luego del bochornoso empate en 38 entre Tinelli y Carlos Segura en la Asamblea que elegiría al sucesor de Julio Grondona, la creación de la Superliga se convirtió en el caballito de batalla de la dupla en su pelea por el control del fútbol argentino. Pero las desavenencias entre ambos fueron en aumento. El gobierno nacional tomó nota de la situación y activó el operativo para terminar de desgastar la relación entre ellos.

A raíz de su exitosa gestión, el macrismo le propuso a Lammens ocupar el lugar que Tinelli pretendía para sí mismo: ser el CEO de la Superliga. La falta de una respuesta negativa contundente por parte del presidente cuervo hizo que el animador dejase de confiar en su otrora protegido. ¿Las consecuencias? Tinelli lo corrió de su papel de máximo interlocutor con el moyanismo y el macrismo, y eligió en su lugar al tándem Daniel Ferreiro, presidente de Chicago, y Hernán Lewin, mandamás de Temperley.

El resto es historia conocida. En una inteligente jugada política, el Gobierno sacó de la cancha a Tinelli y Moyano y se quedó con el control del fútbol argentino a través de Armando Pérez, presidente de Belgrano de Córdoba.

 

¿LAMMENS, CANDIDATO PORTEÑO?

Durante el año pasado, Lammens recibió ofrecimientos del PRO para sumarse a sus listas. Sin embargo, su objetivo es otro. Liderar un espacio de centroizquierda que polarice con Cambiemos en las próximas legislativas.

El regreso a escena de Martín Lousteau, quien le adelantó a su tropa que será candidato (aunque no aclaró en que año) y su mensaje político enviado a través de una foto con Sergio Massa en los Estados Unidos, lo obligaron a acelerar sus planes.

De concretarse la participación electoral del Embajador argentino en el país del norte, Lammens podría ingresar al ring para disputarle el voto de la clase media, que no simpatiza con el PRO, pero reniega del kirchnerismo. Dicha jugada es promovida por Horacio Rodríguez Larreta, amigo de Lammens, y quien sueña con que el joven salga a la cancha ante la amenaza que representa Lousteau.

No sería la primera vez que Lammens participe en política. En el Nacional Buenos Aires militó en agrupaciones de izquierda junto al líder camporista Andrés "Cuervo" Larroque, con quien juega al fútbol en el torneo interno del "Colegio". Según consignó en una entrevista a la revista Brando, también hizo un posgrado en la Universidad de La Habana. Sin embargo, su ideología izquierdista no sería impedimento para que se transforme en un outsider de Cambiemos.

 

EL FACTOR SAN LORENZO

En más de una ocasión, el empresario vinero sostuvo que, de dar el salto a la política, abandonaría la conducción azulgrana. Por lo que es una incógnita conocer cuál será su decisión de cara a los comicios de diciembre.

Entre otros factores la resolución estará sujeta a su relación con Tinelli. Sus diferencias salieron a flote al momento de las elecciones de entrenadores, la incorporación de algunos jugadores, el armado de listas en 2012 y 2013 y la compra de la plaza en la Liga Nacional de Básquet. En San Lorenzo llamó la atención la ausencia del presidente en los partidos decisivos que consagraron al equipo de Julio Lamas y Walter Herrmann, cuando siempre hizo un culto de su asistencia a los eventos deportivos y sociales del club.

El triunfo del oficialismo por amplio margen está garantizado. Lo que resta saber es si el matrimonio por conveniencia se presentará o se separará. Lammens sostiene que esta "cansado", pero la falta de alternativas dentro del oficialismo y en la oposición podría llevarlo a ir por un nuevo período. Qué hará Tinelli es otro dilema a resolver. ¿Volverá a compartir binomio con Lammens, pese al desgaste entre ambos? ¿De no seguir en San Lorenzo esto implicará su corrimiento de la política futbolística, luego de su traspié en AFA?

Los próximos meses serán claves en las carreras políticas de Lammens y Tinelli, y por ende en el futuro de San Lorenzo. ¿Volverá a repetirse la fórmula o la desconfianza pondrá fin a la exitosa gestión? ¿Surgirá un nuevo actor político en la ciudad? El tiempo y las ambiciones personales lo decidirán.

      Embed

Comentarios Facebook