domingo 11.12.2016 - Actualizado hace
Internacionales
30 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

El Papa pidió a la iglesia polaca huir de los "poderes del mundo"

0
Comentarios


Francisco la exhortó, además, a "abrir las puertas". Fue durante la misa celebrada en el santuario de San Juan Pablo II.

El Papa pidió a la iglesia polaca huir de los poderes del mundo
Foto:

El Papa Francisco exhortó a la iglesia polaca a "abrir las puertas" usando la célebre exhortación de Juan Pablo II, venerado en su país, durante la misa celebrada este sábado en las afueras de Cracovia.
 
El pontífice argentino pidió a la iglesia polaca que "huya de los estrados vacilantes de los poderes del mundo" durante la misa celebrada en el santuario de San Juan Pablo II, el pontífice polaco que canonizó hace dos años.
 
"En nuestra vida de sacerdotes se puede tener con frecuencia la tentación de quedare un poco encerrados, por miedo o por comodidad", dijo el Papa.
 
"A Jesús no le gustan las puertas entreabiertas, las vidas de doble vía" le "gusta el riesgo y salir", agregó Francisco.
 
"Jesús busca corazones abiertos y tiernos con los débiles, nunca duros", insistió.
 
"El Señor...huye de las situaciones gratificantes que lo pondrían en el centro, no se sube a los estrados vacilantes de los poderes del mundo y no se adapta a la comodidades que aflojan la evangelización", recordó el pontífice durante la misa solemne ante más de dos mil religiosos, entre ellos la jerarquía de la iglesia polaca, tradicionalmente muy cercana al poder político.

LEA MÁS:

      Embed


Francisco dedicó parte de su penúltima jornada en Polonia a rendir homenaje a la figura carismática de Juan Pablo II, que reinó por 27 años y que marcó la historia de la Iglesia católica de finales del siglo XX.
 
Después rezar en la capilla de santa Faustina, una mística polaca que fue canonizada durante el pontificado de Juan Pablo II, visitó el santuario del papa polaco, construido en Lagiewniki, la fábrica de soda donde trabajó durante su juventud Karol Wojtyla.
 
El recinto acoge reliquias del pontífice polaco, aunque su cuerpo está enterrado en la basílica de San Pedro en el Vaticano.
 
Antes de la misa, el papa atravesó la puerta santa del santuario, como los cientos de miles de jóvenes de todo el mundo que llegaron a Cracovia para la Jornada Mundial de la Juventud.
 
Después confesó en español, francés e italiano a ocho personas, cinco mujeres, tres hombres, uno de ellos cura.

      Embed


 

Comentarios Facebook