lunes 26.09.2016 - Actualizado hace
Sureño
30 | 07 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Rock clásico con Perros Prodigios

0
Comentarios


El conjunto de Avellaneda está integrado por Martín Rosa en voz, Leandro Rosa en bajo, Emanuel Vila en guitarra y Federico Santos Mei en batería.

Rock clásico con Perros Prodigios
Foto:

El barrio Piñeyro tiene una banda que lo representa desde hace casi 12 años. Se trata de Perros Prodigios, que sigue presentando su primer disco por diferentes puntos del Sur del Gran Buenos Aires.

El conjunto de Avellaneda está integrado por Martín Rosa en voz, Leandro Rosa en bajo, Emanuel Vila en guitarra y Federico Santos Mei en batería.

En diálogo con El Sureño, Martín contó que la banda está influencia por bandas que fueron hito en su época por hacer canciones que iban contra la corriente, como la Bersuit Vergarabat, Los Piojos, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. El estilo musical es rock clásico y sus letras, inspiradas por los conjuntos mencionados, "cuentan con una temática social. Hacemos canciones protesta, que dejan un serio mensaje. Este punto es nuevo para nosotros ya que dejamos de hacer letras autorreferenciales".

Esta característica se evidencia en el disco La imitación de la existencia, que se grabó a fines del 2014 y salió el año pasado. "Trabajamos mucho para grabar este disco y la verdad es que salió como nosotros queríamos", puntualizó.

Aquellos que deseen escuchar el trabajo, pueden hacerlo ingresando a las redes sociales de Perros Prodigios: "Son importantes para nosotros debido a que son medios de difusión que no requieren altos costos y tienen un mayor alcance de personas".

En tanto, reveló que decidieron llamar Perros Prodigios a la banda porque "como los perros, tenemos mucha lealtad, en este caso a la música, y prodigios porque tenemos la capacidad de superarnos".
Posteriormente, adelantó que los próximos objetivos son "salir a tocar más allá del Sur del Gran Buenos Aires y grabar un nuevo EP". Luego, declaró que se juntan a ensayar dos veces por semana en su propia sala. "Es una ventaja tener nuestro lugar donde practicar porque estamos tranquilos para superarnos. Nos juntamos dos horas los martes y jueves", cerró.

Tags

Comentarios Facebook