sábado 1.10.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
01 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Generación Dorada: El trabajo ya está hecho

Camilo Martino
0
Comentarios
Por Camilo Martino


Entre los 12 jugadores que eligió Sergio Hernández para jugar los Juegos Olímpicos de Río hay cuatro que estuvieron en el inicio de este ciclo histórico en los años 2000.

Generación Dorada: El trabajo ya está hecho
Foto:

"Tenemos que tratar que esta generación de jugadores notables extienda lo máximo posible su estadía en la selección para que los que vengan tomen esa disciplina de trabajo que llevaron a un lugar inimaginable al básquet argentino". Julio Lamas, -hoy técnico de San Lorenzo y que tuvo mucho que ver en el nacimiento de lo que fue la Generación Dorada y en el desarrollo posterior que tuvo la misma -, proyectaba por el año 2007 como debía ser el futuro del básquetbol argentino cuando la palabra recambio ya convivía con aquel plantel que con Rubén Magnano a la cabeza consiguió la increíble medalla de oro en Atenas.

Hoy a 9 años de aquella visión estratégica de Lamas, podemos decir que aquel ambicioso objetivo fue alcanzado. Entre los 12 jugadores que eligió Sergio Hernández para jugar los Juegos Olímpicos de Río hay cuatro que estuvieron en el inicio de este ciclo histórico en los años 2000.

      aRGENTINA BASQUET DOMINICANA

Manu Ginóbili tiene 39 años, Luis Scola anda por los 36, Carlos Delfino tiene 33 y el Chapu Nocioni 36. Está claro que ya no tienen las piernas frescas de hace una década ni están para bancarse tantos minutos de calidad en cancha, pero llegaron hasta acá para hacerles ver al resto de los jugadores que después de ellos ya nada es igual para aquel que llegue a la selección, ya sea por el nivel de exigencia profesional, deportiva, de respeto por el adversario y nivel de compromiso que ellos construyeron siempre a través del ejemplo y nunca de las palabras.

No es fácil precisar el momento exacto en el cual la Generación Dorada dejó de existir por el intenso cambio de nombres que tuvieron los plantes que nos representaron, pero hay dos torneos en este panorama que son claves.

      Ginóbili Hernández

En el premundial de 2013, Julio Lamas decidió hacer un recambio profundo de jugadores jóvenes y que tuvo el respaldo de haber logrado la clasificación para el Mundial de España y precisamente en España, un año después, el nivel internacional nos avisó que ya con nuestros nombres de oro no podíamos hacer demasiado si los nuevos jugadores no se hacían cargo de las tareas más pesadas del equipo.

Río es un torneo durísimo para Argentina. No sirve demasiado meternos en posibilidades y especulaciones que el básquetbol después se encarga de deshacer sobre la cancha. Lo que importa es que llegamos a estos Juegos con cuatro jugadores fantásticos dispuestos a dar su sus últimos rayos de talento para iluminar a los que vienen atrás. Más allá del resultado, el trabajo ya está hecho.

      Embed





 

Comentarios Facebook