domingo 25.09.2016 - Actualizado hace
Suerte
02 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Parchís, un tablero imperial

0
Comentarios


Juego originario de la India del siglo XVI, se destaca por el espacio en forma estrellada que representa el jardín del emperador Akbar el Grande. Por su parte, las fichas eran las muchachas más bellas que se movían de casilla en casilla y disputaban el honor de jugar para el emperador.

Parchís, un tablero imperial
Foto:

"Parchís chis chis, Parchís chis chis/ es el juego de colores que cantamos para ti". "Hola soy ficha roja, y yo soy la ficha azul/ hola yo soy el dado, ahora dime qué eres tú/ Yo soy la ficha verde, la amarilla queda atrás/ y todos bailamos, a tu ritmo y compás".

El fragmento de la letra de "La canción de Los Parchís", el grupo español infanto-juvenil que a principio de los ochenta fue furor en nuestro país y en otros lugares, describe justamente cómo es el juego. Tino, Yolanda, Gema, David y Oscar eran los integrantes del quinteto.

Pueden participar de 2 a 4 jugadores. Cada uno dispone de 4 fichas del mismo color (amarillas, rojas, verdes o azules) y un dado de seis caras. El tablero está compuesto por 68 casillas numeradas, 12 de las cuales son seguros (marcadas con un círculo central), por las que se puede desplazar cualquier ficha. Además, cada jugador dispone de 7 casillas de llegada y una meta (casilla de mayor tamaño situada en el centro del tablero) por las que únicamente pueden desplazarse sus fichas y que están marcadas con su color. El objetivo es llevar antes que los contrarios las 4 fichas desde la casa hasta la casilla de meta recorriendo todo el tablero.

Antes de iniciar la partida, cada jugador lanzará el dado. El que obtenga el número más alto será el que comience la partida. Todos inician con las fichas en sus respectivas casas. Las podrán sacar cuando obtengan un 5.

Puentes: se formará un puente cuando dos fichas del mismo color coincidan en la misma casilla. Los puentes impiden el paso de cualquier ficha. Cuando un jugador tiene alguna de sus fichas formando un puente y en su turno sacara un 6 estará obligado a abrir la barrera. Con más de un puente disponible, se puede romper el que desee.

Capturas: para capturar la ficha de un contrario basta con caer en la misma casilla siempre y cuando ésta no sea un seguro. La ficha comida retornará a casa y el jugador que ha conseguido la captura deberá avanzar una de sus fichas 20 casillas siempre que le sea posible. Si un jugador en su turno saca un 5 y su casilla de salida está ocupada por dos fichas, y una o ambas no le pertenecen, podrá comer la última de las fichas que entró en esa casilla y contar 20 (como en otra captura).

¡Meta! Para conseguir introducir una ficha en la casilla el jugador deberá sacar el número exacto en el dado. Si una ficha alcanza la meta, el jugador deberá obligatoriamente contar 10 con cualquier otra de sus fichas siempre que le sea posible. Gana el jugador que consigue antes introducir sus 4 fichas en la meta.

Y Los Parchís siguen cantando: "Si matas a un compañero, veinte te puedes contar/ pero si llegas primero, la partida ganarás/ Para ahorrar mucho tiempo, la barrera formarás/ y hasta que no salga el 6, nadie podrá circular/ Parchís chis chis, Parchís chis chis, es el juego que se canta para mí y para ti".


      Embed

Comentarios Facebook