sábado 1.10.2016 - Actualizado hace
Policiales
03 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Continúa prófugo uno de los asesinos de un subcomisario

Néstor Llido
0
Comentarios
Por Néstor Llido


Es uno de los imputados por el crimen de Juan Carlos Klodczyk durante una salidera bancaria en 2011. La familia del policía había denunciado la posibilidad de que se haya fugado. Ahora reclama que lo detengan “de una vez por todas”.

Continúa prófugo uno de los asesinos de un subcomisario
Daniel Alejandro Vicente Pezzo es intensamente buscado por las fuerzas del orden.
Foto:

Un Tribunal de Lomas de Zamora emitió la orden de detención para uno de los condenados por el crimen del subcomisario Juan Carlos Klodczyk, ocurrido durante una salidera bancaria registrada en diciembre de 2011 en la localidad de Remedios de Escalada.

Se trata de Daniel Alejandro Vicente Pezzo, imputado en el caso junto a su hermano Adrián (ya preso por otra causa), quien se encontraba en libertad y ahora no pudo ser localizado. Por lo tanto, el temor de la familia de la víctima, que vino denunciando la posibilidad de que se haya fugado, es hoy una realidad.

"Ahora, solo queremos que lo detengan, de una vez por todas, para que los hermanos Vicente cumplan la condena que le aplicó la Cámara de Casación, luego de aquel juicio en el que resultaron absueltos", precisó Sara Avallay, madre de Juan Carlos Klodczyk, tras ser notificada de la resolución, firmada por el juez Luis Gabián del Tribunal Oral Criminal Nro. 2 de Lomas de Zamora.

Daniel Alejandro Vicente ya fue buscado y técnicamente está en "rebeldía", aunque, en realidad, su condición actual es de prófugo. El pedido de captura nacional e internacional ha sido cursado, una vez cumplido los pasos burocráticos de intentar detenerlo en el domicilio fijado ante la Justicia y en los lugares de residencia de sus familiares. De no poder dar con su paradero, se gestionaría el ofrecimiento de una recompensa pública para quien pueda aportar datos para su localización.

"Sabíamos que esto podía pasar. De todas maneras, confiamos en que se actúe rápido y detengan a uno de los asesinos de mi hijo. La orden de captura ya está, lo tienen que agarrar y mandar a la cárcel, para que pague por lo que hizo", expresó Sara Avallay, en diálogo con DIARIO POPULAR, agregando que "pedimos a las autoridades que nos ayuden a capturarlo, el jefe de la Policía bonaerense, comisario general Pablo Bressi, se comprometió a ayudarnos. También a la gobernadora María Eugenia Vidal y al ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, le solicitamos que dispongan una recompensa para que Daniel Vicente esté donde tiene que estar".

Cabe recordar que por el asesinato del subcomisario Klodczyk fueron acusados, tanto los hermanos Daniel y Adrián Vicente, como Hernán Ramírez (este último no llegó al juicio, al morir en un enfrentamiento con efectivos policiales en la ciudad de La Plata), a partir de una serie de las pruebas obtenidas durante la instrucción del caso, aunque el Tribunal Oral Criminal Nº 2 de Lomas de Zamora decidió liberarlos, a partir de que la fiscal Marcela Dimundo no los acusó durante su alegato.

Tras la apelación de ese veredicto absolutorio, en septiembre de 2015, la Sala I de la Cámara de Casación Penal bonaerense determinó que los dos acusados eran responsables del delito de 'homicidio en ocasión de robo', ordenándose que se fije una pena de entre 10 y 25 años de prisión. No obstante, la causa quedó estancada y recién ahora se dispuso la detención de Daniel Alejandro Vicente, ya que su hermano Adrián Silvio Vicente está preso y cumpliendo una condena de 12 años por haber participado a un robo de custodios de caudales en el partido de La Matanza.


LEA MÁS:

      Embed


El 12 de diciembre de 2011, en horas de la mañana, la víctima acompañó a su tía (viuda del ya fallecido ex jefe de la Policía bonaerense, comisario Pedro Klodczyk) a cobrar su pensión a una sucursal bancaria de Lanús, para luego almorzar en una parrilla de la calle Esquiú y avenida Perón de Remedios de Escalada. Apenas llegaron, tres sujetos armados descendieron de una Chevrolet Meriva y de una moto, para interceptar al subcomisario (estaba de civil) con fines de robo, pero mientras la mujer logró escapar corriendo llevando los 12.000 pesos que le habían pagado, impartió la voz de alto para resistirse al asalto.

De inmediato, fue acribillado a balazos por los delincuentes, que lo ejecutaron de un tiro ya estando en el piso y escaparon, al grito de "lo pusimos... lo pusimos", de acuerdo al relato de los testigos. Luego, el entrecruzamiento de llamadas y fundamentalmente, las imágenes de las cámaras de seguridad resultaron claves para identificar a los hermanos Vicente y también a Hernán Ramírez, como autores del homicidio, aunque un cuarto sujeto, que habría actuado como cómplice, nunca logró ser imputado en el hecho.

      Embed


Comentarios Facebook