viernes 9.12.2016 - Actualizado hace
Política
05 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Báez afirmó que lo están apretando para que se calle

0
Comentarios


El empresario santacruceño detenido desvinculó a sus hijos de la causa por la que se lo investiga y negó que la ex presidenta sea una “intocable” si la Justicia hace su trabajo.

Báez afirmó que lo están apretando para que se calle
Foto:

El empresario detenido e investigado por lavado de dinero Lázaro Báez dijo que lo están "apretando" para que se "calle" y aclaró que "no" tiene "pacto" con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner "ni con nadie", al insistir en su pedido de que "se investigue la obra pública".

También afirmó -en la segunda parte de la entrevista realizada por un portal informativo y publicada ayer- que "la última vez" que habló con la ex mandataria "fue antes de las elecciones generales cuando le dijimos que le queríamos devolver el mausoleo" al tiempo que reafirmó que tuvo "la suerte" de haber sido "amigo" del ex presidente Néstor Kirchner y de haber "crecido con él".

"Me están apretando para que me calle, me están apretando para que no siga hablando", apuntó, y vinculó esta denuncia con las imputaciones de sus cuatro hijos. "Mis hijos no tienen nada que ver" con la causa, reiteró el propietario de Austral Construcciones.

Ante la consulta sobre si creía que Cristina sigue siendo intocable en la Justicia, respondió: "No, no sé, eso depende de la intencionalidad que tenga cada uno de investigar las cosas como corresponden. Si tienen ganas de hacer las cosas bien, nadie es intocable".

"Yo no tengo pacto con nadie. Yo soy el testaferro y soy el único que dice que hay que investigar la obra pública", dijo Báez en lo que pareció una reflexión irónica más que una confesión, y se preguntó: "¿Usted cree que yo tengo pacto de impunidad al pedir esto? No".

Un palo al juez

En otro tramo de la entrevista, Báez apuntó contra el juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa por la que se encuentra detenido hace cuatro meses, al afirmar que está "seguro" de que Cristina Kirchner se reunía con el magistrado.

"A mí no me lo contó nadie, yo lo vi", sostuvo, y agregó que "evidentemente hay gente en la Justicia que no quiere que esto suceda o tienen acuerdo tácito predeterminado en dónde tiene que morir esta investigación".

En otro tramo del reportaje telefónico, Báez atribuyó el dinero que según se pudo ver en un video su hijo Martín y otros imputados aparecen contando en la financiera conocida como "La Rosadita" a una operación inmobiliaria.

"Nosotros vendimos un barrio cerrado completo acá. ¿Usted no tiene ese escrito? Nosotros vendimos 80 propiedades de un barrio cerrado, donde una de las que compró es la hermana de (el ministro de Hacienda, Alfonso) Prat-Gay", le dijo Báez al periodista.

López quería comprar la casa que alquilaba

El empresario Eduardo Gutiérrez, dueño de la casa de Dique Luján en Tigre en la cual vivía José López, declaró ayer ante la Justicia que el ex secretario de Obras Públicos estuvo interesado en comprar esa vivienda.

Gutiérrez fue imputado como presunto testaferro de López ya que para la Justicia el ex funcionario era el verdadero dueño de la casa de Dique Luján en Tigre, en la cual vivía junto a su esposa María Amalia Díaz antes de ser detenido.

Ante el juez federal Daniel Rafecas, Gutiérrez dijo que él era el dueño de la vivienda que en 2009 le compró al contador Andrés Galera, este último también imputado y citado a declarar en la causa la semana próxima.

Gutiérrez declaró que pagó unos 150 mil dólares por un terrero y una casa a medio construir, y que luego se llevaron a cabo varias reformas en el inmueble.

Según explicó, durante la negociación por la operación inmobiliaria, Galera le dijo que López estaba interesado en adquirir la casa.

Finalmente, Gutiérrez dijo que le alquiló la vivienda a López luego de una reunión que mantuviera con él en el Ministerio de Planificación Federal, donde se habló incluso de una opción de compra.

En ese sentido es que Gutiérrez explicó la razón por la que el arquitecto que había encarado las reformas tratara con López y su esposa, ya que el alquiler de la casa era con opción de compra.

      Embed

Comentarios Facebook