viernes 30.09.2016 - Actualizado hace
Quilmeño
06 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

En el barrio Los Ombúes, las calles sufren discriminación

0
Comentarios


Para mejorar la situación, los vecinos no tienen otra opción que arrojar cascotes para poder entrar y salir de sus hogares. Por el pésimo estado de las arterias, no entran los camiones de basura, patrulleros ni ambulancias.

En el barrio Los Ombúes, las calles sufren discriminación
Foto:

En el barrio Los Ombúes de Florencio Varela, un grupo de vecinos puso el grito en el cielo porque el municipio sólo arregla las calles que llegan hasta la entrada de la casa del intendente (Julio Pereyra), mientras ellos tienen que encargarse de rellenar con cascotes el resto de las arterias, para no quedar atrapados en sus propias viviendas.

"Colocamos cascotes con nuestras manos y rastrillos, estuvimos orgullosos por el trabajo en equipo que pudimos realizar, pero la tristeza y el desánimo nos invadió cuando las máquinas viales y los camiones cargados con piedra y canto rodado llegaban para arreglar la calle hasta la entrada de su casa. Parece que el señor Intendente se olvidó de que alguna vez fue humilde y trabajador", criticaron los vecinos a través de un extenso comunicado.

Asimismo, criticaron que "Pereyra cuenta con monitoreo de cámaras, control policial full time, en una casa que dispone de tres salidas a distintas calles, todas transitables". "No pedimos asfalto, pedimos poder entrar y salir de nuestras casas como él hace", agregan en el escrito publicado en Varela al Día.

La lluvia, una enemiga

Según explicaron los habitantes del barrio Los Ombúes, "las calles de tierra quedan totalmente anegadas luego de los días de lluvia". Como consecuencia, "no entran los patrulleros, lo que genera que el lugar sea fácil para robar", indicaron y, luego, agregaron: "Los niños no pueden asistir a sus escuelas, viéndose relegado su derecho a la educación.

Asimismo, señalaron que, pese a que el barrio tiene más de dos décadas de antigüedad, "nunca entran los camiones de basura ni las ambulancias". "Elegimos vivir acá, lo que no elegimos ni aceptamos es la falta de compromiso del Municipio, con respecto a las necesidades de tantas familias que vivimos en el barrio y sus alrededores", manifestaron los vecinos, quienes, por último, se quejaron de la escasez de luminarias y la falta de mantenimiento de las pocas que están sin funcionamiento.

Tags

Comentarios Facebook