domingo 4.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
06 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

River ganaba, sufrió y clasificó por un golazo del Pity

0
Comentarios


Fue superior a su rival, pero no tuvo puntería en la decena de situaciones que generó, y eso mantuvo el suspenso hasta el último instante. Ignacio Fernández abrió la cuenta, igualó Mosset y Pity Martínez selló la clasificación.

River ganaba, sufrió y clasificó por un golazo del Pity
Foto:

El nuevo River va to mando forma, definiendo virtudes y debilidades, y por la falta de eficacia, vivió un susto inespe rado ante Estudiantes de San Luis. Porque se puso en ventaja con el tanto de Nacho Fernández, después desper dició muchas situaciones de gol, y en el final, Mosset equilibró el resultado, pero Gonzalo Martínez le dio el pasaje a los octavos de final con un centro que se metió en el ángulo.

River proyectó esta nueva presen tación oficial, con dos ambiciones, emparentadas, porque primero, bus có la clasificación a los octavos de final de la Copa Argentina, certamen que tiene el atractivo extra de guardar uno de los últimos pasajes a la Libertado res del año que viene, y al mismo tiempo, Gallardo ensayó el nuevo es quema que pretende desarrollar en esta etapa, con un 4-4-2, que exhibe modalidades a destacar, como la pre sencia de Ignacio Fernández en la zo na central, cerquita de Ponzio, y al mismo tiempo, hay dos enganches que partes desde la zona externa, pa ra asistir a los que serían "dos nue ves", aunque Driussi tenía la responsa bilidad de tirarse unos metros atrás para jugar de frente al arco. Esta es tructura, con los nombres propios de Lollo, D'Alessandro y Larrondo, re presentan la idea del DT.

Después, de lo futbolístico, River fue amo y señor del juego, generó casi una decena de situaciones de gol, pe ro debido a su falta de contundencia, sufrió un par de sustos, con cabezazos de Moreira Aldana, en el complemen to. De entrada, Brasca le tapó una gran pelota a Andrade y después terminó sufriendo un pique inespera do del balón, tras un remate de Nacho Fernández, desde la puerta del área, que derivó en el tanto del volante.

En ese primer tiempo, River contó con oportunidades como para bajarle la persiana al encuentro. Y el que esta vez estuvo con la pólvora mojada fue Lucas Alario, quien falló por arriba, por abajo, y hasta desperdició varios situaciones de mano a mano, que ter minaron agrandando la figura de Brasca, el arquero de Estudiantes. Y un viejo axioma del fútbol indica que lo que se pierde en un arco, puede usufructuarse en el otro, porque Mos set sacó ventaja en una pelota parada, estiró el suspenso, hasta que llegó el tiro libre de Martínez, para clavarla en un ángulo.


      Embed

      Embed

      Embed

      Embed

      Embed

Comentarios Facebook