martes 27.09.2016 - Actualizado hace
Fútbol
06 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Boca fue un Huracán y no se apiadó del pobre Globo

0
Comentarios


En una ráfaga de quince minutos marcó tres tantos para terminar de vapulear al equipo de Domínguez, que sigue sin encontrar el rumbo. Zuqui, Bentancur, Benedetto y Araujo en contra fueron los goleadores.

Boca fue un Huracán y no se apiadó del pobre Globo
Foto:

Otra goleada de Boca, otro motivo para sonreír para el técnico Guillermo Barros Schelotto. El Xeneize no tuvo piedad y vapuleó por 4 a 0 a este disminuido Huracán, que no para de sumar problemas de cara a su preparación para el inicio de la temporada oficial.

El Mellizo jugó con el esquema en donde más cómodo se siente Tevez, compartiendo una línea de volantes ofensivos con Fernando Zuqui y Federico Carrizo y con un punta definido, en este caso, Darío Benedetto.

Si bien el primer tiempo (se jugaron dos de 40) finalizó con un marcador de 1 a 0 que bien podría hacerle albergar a Huracán la esperanza de revertir la situación, antes del cuarto de hora del complemento Boca ya estaba 3 a 0, lo que hizo desalentar cualquier tipo de reacción por parte del Globo. El mendocino Zuqui, había puesto en ventaja al Xeneize. Luego, en el arranque Bentancur puso el dos a cero y antes de los quince, Benedetto estampó el tercero y al ratito, un gol en contra del Pipi Araujo, decoró el resultado final.

A no engañarse

De todos modos y a pesar de la contundencia de los números, no fue una gran producción del equipo de Barros Schelotto, aunque resulte paradójico. El Apache, a pesar de la situación apuntada líneas arriba, no entró demasiado en contacto con el balón.

Lo que sí exhibió Boca, fue la capacidad para sacar provecho de las falencia que mostró el fondo del Globo. Por tal motivo, el lunes se convertirían ya oficialmente en refuerzos dos laterales Nicolás Romat ex Quilmes y Atlético Tucumán y Ezequiel Garré, ex Almirante Brown y Argentinos Juniors. Los dos se efectuaron ayer la revisión médica, junto con quien puede darle un salto de calidad: el ecuatoriano Julio Angulo, subcampeón de América con Independiente del Valle de Ecuador.

Desde el punto de vista ofensivo, el punta fue Pussetto aunque a veces se le sumaba Romero Gamarra descomponiendo el ya clásico 4-2-3-1 que expone en cancha Domínguez. Esta vez jugaron desde el arranque el Pato Toranzo y el Rolfi Montenegro, pero poco pudieron hacer para cambiar el panorama.

      Embed


Comentarios Facebook