jueves 8.12.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
09 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

La historia de patriotismo de la judoca que hizo historia para Kosovo

0
Comentarios


La judoca Majlinda Kelmendi ganó la presea de oro en la categoría hasta 52 kilos. Le ofrecieron millones para representar a otro país, pero los rechazó para continuar con el deseo de llevar su bandera a lo más alto del podio olímpico

La historia de patriotismo de la judoca que hizo historia para Kosovo
Foto:

Las lágrimas de la judoca Majlinda Kelmendi mientras sonaba el himno nacional de Kosovo fueron también las de todo un país que vio representado en ella la pasión y el patriotismo. Consiguió la primera medalla en la historia para esa nación, y fue de oro. Años atrás le habían ofrecido millones para que combatiera bajo otra bandera, pero los rechazó para seguir con su sueño.

En la categoría hasta 52 kilos, Kelmendi logró subir a lo más alto del podio olímpico en unos Juegos que fueron especiales, aunque no los primeros, debido a que en Londres lo había hecho por Albania.

Esta vez fue abanderada de Kosovo, un país reconocido por el Comité Olímpico Internacional a finales de 2014 y que participa en sus primeros Juegos Olímpicos.


"Siempre he querido participar en unos Juegos con la bandera y el himno de Kosovo. Hoy me siento feliz porque he soñado con este momento durante mucho tiempo. Otros países me ofrecieron muchos millones para que compitiera por ellos, pero he rechazado todas las ofertas para sentirme como me siento hoy. No hay dinero en el mundo que pueda hacerme sentir como me siento hoy", expresó la atleta.

Fueron varias las ofertas que le llegaron, los ofrecimientos por mejores condiciones deportivas. Pero su respuesta siempre fue la misma.

"Esta medalla significa mucho para mí y para mí país. Es un momento histórico, no solo por el deporte, sino por lo que supone para Kosovo como país. He trabajado duro durante cuatro años para este día y para este momento. ¡Me sentí tan feliz cuando subí al podio! Sabía que no estaba contenta solo por mi familia, sino que había hecho feliz a todos los kosovares y a todos los niños que me veían como una heroína en la tele. Es un sueño hecho realidad", contó.

      Embed

Comentarios Facebook