sábado 3.12.2016 - Actualizado hace
Espectáculos
10 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Los Mighty Mighty Bosstones hicieron vibrar Groove a puro Ska-Punk del mejor

Camilo de Cabo
0
Comentarios
Por Camilo de Cabo


La banda estadounidense de culto, pionera en el mencionado estilo, tocó por primera vez en Argentina y brindó un gran show

Los Mighty Mighty Bosstones hicieron vibrar Groove a puro Ska-Punk del mejor
Fotos: Nicolás Mitidiero Ezcurra
Foto:

Muchas eran las expectativas por la llegada al país de The Mighty Mighty Bosstones entre los fanáticos del ska y el punk locales, justamente por tratarse de una de las bandas pioneras de la cruza entre ambos estilos (con el hardcore melódico, claro). Y vaya si las cumplieron. Pero empecemos por el principio.

La tarde/noche del martes arrancó con clima de fiesta, con la sensación de ser EL evento del año para la escena ska nacional. Los encargados de abrir el fuego en Groove fueron los Sombrero Club y su ska 2Tone, al poco tiempo de que se abrieran las puertas, por lo que la mayoría del público que luego terminaría por casi llenar el recinto palermitano no pudo disfrutar de su propuesta. Más tarde, y ante un público un poco más abultado, fue el turno de Espías, que hicieron bailar a varios y mover la patita a casi todos. Y luego, y ya con la mayoría de la concurrencia adentro, Asesinos Cereales hizo mover a todos con su onda bien ska-punk (con reminiscencias a Ska-P) Y logró calentar bien el ambiente para la llegada del plato principal. Y qué plato, queridos comensales...

      bosstones 3.jpg

Es que, desde que pisaron el escenario a eso de las 21:30, los bostonianos demostraron todo el rodaje y la experiencia que tienen sobre sus espaldas. Pero, sobre todo, lo buenos que son como músicos y performers (a veces esto último puede ser más importante que el virtuosismo) y las geniales canciones que tienen en su repertorio.

"Queremos pedirles perdón por haber tardado tanto en venir acá. Asumo la culpa. Es mi culpa, básicamente porque soy un estúpido. Pero no se preocupen, que hoy vamos a compensarlos por haber tardado tanto"
, dijo el cantante Dicky Barrett en una de sus primeras intervenciones. Y dijo la verdad. No sólo por su excelente actuación y la de toda la banda, sino por la gran cantidad de clasicazos que sonaron, entre los que se destacaron "The Rascal King" (uno de los primeros en llegar y de los más festejados en toda la noche), "So Sad To Say", "Everybody's Better" (termazo total, y uno de los más coreados), "Where'd You Go?", "Devil's Night Out", "Royal Oil", "Kinder Words", "She Just Happened", los covers "Simmer Down" (de The Wailers) y "Rudy Can't Fail" (de The Clash), su máximo hit "The Impression That I Get" y un tema nuevo que estrenaron hacía tres días en San Pablo, "Muhammad Ali".

      bosstones 2.jpg

Visiblemente felices ante la respuesta del público, que obviamente le dedicó el clásico "olé, olé, olé, cada día te quiero más", los Bosstones agradecieron constantemente, reconocieron a las bandas soportes (en el último tramo delo show, Dicky se puso una chomba de Espías), nos pidieron que respaldemos a las bandas locales, que sigamos yendo a ver música en vivo y destacaron (y le cantaron) a la amistad, el amor, la unidad y la lealtad ("lo mejor y más importante en la vida" para Barrett). Pero, sobre todo, sonaron tremendamente bien y dejaron el cien por ciento sobre las tablas. Mención aparte para el trombonista y cantante Chris Rhodes, que la rompió toda en los momentos en los que le tocó ser protagonista. Y, ni hablar, para Ben "The Bosstone" Carr, el bailarín de la banda (sí, bailarín), que no sólo le aporta un distintivo pintoresco al grupo sino que se encarga de levantar tanto al público como a sus propios compañeros.

Finalmente, y tras 3 bises, el show terminó, no sin  la promesa de una nueva visita en un futuro cercano. Y nosotros nos volvimos a nuestras casas con los vientos en la cabeza, los estribillos en la boca y el ritmo en los pies, el cuerpo y la sangre. Pero, más que nada, con la certeza de haber vivido un gran momento y, por qué no, con la idea de querer morir bailando ska.

      bosstones 4.jpg



      Embed



Comentarios Facebook