martes 6.12.2016 - Actualizado hace
Fútbol
11 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Nacho Fernández asustó a todos por un traumatismo

Leonardo Peluso
0
Comentarios
Por Leonardo Peluso


En los trabajos con pelota, el ex jugador del Lobo se golpeó feo el tobillo izquierdo, no pudo seguir trabajando y luego del susto y los estudios llegó la calma pues solamente fue una entorsis y un traumatismo.

Nacho Fernández asustó a todos por un traumatismo
Foto:

El jugador con mejor rendimiento en este inicio del semestre oficial de River, Ignacio Fernández, le paralizó el corazón a todos en el cuerpo médico y técnico millonario cuando tras un golpe en el tobillo izquierdo se quedó casi sin moverse en el piso. Si bien por la tarde lo llevaron a la clínica Rossi para hacerle estudios y descartar una lesión grave, se vivieron momentos de nervios en la práctica a puertas cerradas en el predio de Ezeiza.

Nacho Fernández es un jugador clave en el andamiaje de Marcelo Gallardo y se vienen las finales de la Recopa la semana que viene por eso el Muñeco pidió informes rápido a los médicos. Los resultados de los estudios no detectaron ninguna lesión grave y el informe advirtió una entorsis con traumatismo que lo tendrá algunos días con tareas diferenciadas y podría llegar al partido del jueves que viene.

Por lo pronto, para hoy a la tarde cuando retomen las actividades, el volante que llegó a principios de años desde Gimnasia LP, tendrá tareas diferenciadas y no jugará el amistoso -ver tema aparte- que se planificó para el viernes que viene en el predio de Ezeiza. La idea es tenerlo entre algodones hasta el martes que viene cuando deban viajar a Bogotá para jugar el jueves ante Independiente Santa Fe la primera final de la Recopa Sudamericana. Las alternativas que viene usando hasta ahora el DT es la de Iván Rossi que el domingo pasado ingresó unos minutos y se paró al lado de Ponzio. La otra chance es un doble cinco de más marca con Nicolás Domingo, un dispositivo táctico que en los dos partidos que se jugaron por Copa Argentina y los amistosos no fueron ensayados por el entrenador.

Lo cierto es que todo venía sobre ruedas en cuanto al diseño y los trabajos tácticos. Hasta que surgió lo inesperado, la lesión de Nacho Fernández que con sus dos goles -uno en cada juego de la Copa Argentina- y sus actuaciones -fue el mejor en ambos partidos- le había dado al equipo un nivel de tenencia y precisión que el mismo Gallardo destacó como clave. Trabajo para los médicos y kinesiólogos de River que tienen una semana para poner al jugador a las ordenes del DT.

      Embed


Comentarios Facebook