sábado 1.10.2016 - Actualizado hace
Río de Janeiro 2016
14 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Bolt, a la altura de la historia: ganó los 100 metros

0
Comentarios


El jamaiquino reafirmó su hegemonía como el hombre más rápido del mundo: tardó 9.81 segundos en alcanzar los 100 metros llanos. Consiguió su tercera medalla de oro en la disciplina.

Bolt, a la altura de la historia: ganó los 100 metros
Foto: AFP
Foto:

Usain Bolt accedió a la cita con la historia. Se consagró nuevamente como el hombre más rápido del mundo por tercer Juego Olímpico consecutivo. Tocándose el pecho, mostrándole al mundo que sí, que él, el jamaiquino vestido de amarillo y negro, es el tipo más rápido de todos los tiempos, tardó 9.81 segundos en completar los 100 metros llanos. Un fuera de serie.

      Embed

Bolt no tuvo una buena salida. Partió algunos metros detrás de sus rivales. Parecía, al principio, que Justin Gatlin iba a tener su venganza soñada, la revancha por la que evitó las sustancias ilegales. En 2004, el norteamericano fue medalla de oro en Atenas. Después, el doping lo obligó a dejar de competir. Llegaba a Río de Janeiro, decía, en el mejor momento de su carrera. Salió segundo. Le vio la espalda a Bolt.

La aceleración del jamaiquino en los últimos metros es formidable. Despega del piso, se suspende en el aire, estira sus piernas como si fuesen dos bandas elásticas. Salta como un ñandú, vuela como un pájaro, corre como el viento -en realidad, es el viento como alguna vez escribió el periodista Andrés Burgo-: Bolt es la combinación de factores improbables. Bolt, el showman, se golpeaba el pecho en lugar de estirar su cabeza para buscar sellar un nuevo récord mundial. Para dejar atrás su récord mundial.

Nadie recordará que la medalla de bronce fue para un canadiense. Nadie recordará, incluso, que solamente uno de los ocho finalistas quedó arriba de los 10 segundos. Todos recordarán al hombre más rápido de todos los tiempos. Todos se quedarán con que hubo una vez un jamaiquino que ganó tres medallas de oro en tres Juegos Olímpicos distintos corriendo los tres metros llanos. Hizo lo que nadie jamás había hecho. Hizo historia. Otra vez.

      Embed

Comentarios Facebook