sábado 1.10.2016 - Actualizado hace
Policiales
16 | 08 | 2016
Imprimir
Agrandar
Reducir

Madre da una pelea desigual tras el asesinato de su hijo

Néstor Llido
0
Comentarios
Por Néstor Llido


El crimen de Daniel Claudio Maglie, registrado en julio de 2000 en Villa Ballester y atribuido a un caso de “gatillo fácil”, llevó a la madre de la víctima a presentar un recurso extraordinario sin obtener respuesta alguna.

Madre da una pelea desigual tras el asesinato de su hijo
Marta Contreras aferrada al retrato de su hijo, muerto por dos policías.
Foto:

Y a pasaron un poco más de 16 años del crimen de su hijo y luego de dos instancias, en la que los dos policías imputados en el caso resultaron absueltos, en los últimos 12 meses, una madre esperó, pacientemente, una resolución de la Suprema Corte de Justicia bonaerense ante el recurso extraordinario que presentó, que nunca llegó.

Sin dudas, la pelea resulta "desigual", pero Marta Contreras sigue adelante y su lucha para que se conozca la verdad es inclaudicable por el asesinato de Daniel Claudio Maglie, registrado en julio de 2000 durante un confuso episodio ocurrido en las calles de la localidad de Villa Ballester, aunque con muchos elementos característicos de un típico gatillo fácil.

El expediente se encuentra a tratamiento de la Suprema Corte provincial, que el 16 de agosto de 2015 admitió el recurso presentado por la mujer, a través de sus abogados Adoración Gutiérrez y Alberto Palacio.

"Pasó un año y no tuvimos novedades. En Casación tardaron casi tres para resolver la apelación que presentamos al fallo del Tribunal Oral Criminal Nro. 2 de San Martín que absolvió a los policías Alfredo Oscar Ballejos y Raúl Ernesto Di Lorenzo.

Lo rechazaron en diciembre de 2013 y entonces decidimos recurrir a la siguiente instancia, ya que no pienso darme por vencida. Apenas terminó el juicio sin condena alguna, dije que iba a pelear para que se haga justicia con los que mataron a mi hijo", señaló Marta Contreras, en diálogo con DIARIO POPULAR.

Desde que la Sala I de la Cámara de Casación Penal decidió ratificar la sentencia de primera instancia, en su carácter de particular damnificada presentó un recurso extraordinario por inaplicabilidad de ley ante la Corte, del que se cumplió el primer aniversario desde que lo tiene en estudio, sin adoptar ninguna resolución. "Además de tener que padecer no uno, sino dos fallos increíbles, tengo que seguir sufriendo con la lentitud de la Justicia, que se toma sus tiempos, mientras los que dependemos de esa decisión sufrimos día a día", afirmó.

En los primeros minutos de la fría madrugada del 31 de julio de 2000, Daniel Maglie (de 20 años) volvía manejando su moto, tras haber estado con amigos viendo por televisión un partido de Racing Club, del que era un hincha fanático.

Al llegar a la esquina de las calles Capdevilla y Avellaneda de Villa Ballester se vio sorprendido, cuando, presuntamente al ser confundido con un ladrón al que estaban buscando, resultó baleado por dos efectivos que iban en un móvil del entonces Comando de Patrullas de San Martín. Un impacto en la espalda y la caída, dando contra el frente de una vivienda, terminaron con la vida del joven. Si bien los testimonios de vecinos indicaron que los policías Ballejos y Di Lorenzo dispararon sin dar la voz de alto y que luego, se armó una un escenario para simular un enfrentamiento, todo resultó en vano.

La instrucción del sumario estuvo plagada de irregularidades y las pericias demostraron que Maglie no estaba armado, como así también que los únicos tiros partieron de las pistolas reglamentarias de los uniformados, aunque esas pruebas no pesaron a la hora del veredicto.

En octubre de 2010, tras un juicio oral y público, los magistrados del TOC Nro. 2 de San Martín decidieron absolver a los imputados, a pesar de los pedidos de penas de la fiscal Mónica Carreira y el letrado querellante Jorge Neville, fundamentados en las pruebas y testimonios que daban cuenta de un "homicidio calificado", frente al argumento de haber actuado en legítima defensa de los acusados, cuando el presunto enfrentamiento nunca pudo comprobarse. No obstante, ese fallo fue apelado y tuvieron que pasar tres años para que Casación lo ratificara, sin atender a cada una de las objeciones que se le formularon.

La historia continuó con el recurso ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense que hace un año que no se expide.


      Embed


      Embed

Comentarios Facebook